Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelto Berlusconi en un caso de soborno a jueces

El ex primer ministro italiano estaba acusado de haber sobornado a un juez con 434.000 dólares, la Fiscalía había pedido cinco años de cárcel

Un tribunal de apelación de Milán ha absuelto el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi en un caso de soborno a jueces en el caso de la compraventa de la empresa alimentaria pública SME, conocido en Italia como Juicio SME. La fiscalía había pedido el pasado 26 de marzo una condena a cinco años de cárcel.

"Estoy muy emocionado", ha comentado Berlusconi al conocer la noticia, según ha declarado uno de sus abogados, Gaetano Pecorella, citado por el periódico Corriere Della Sera. Otro letrado del Cavaliere, Niccolò Ghedini, ha recordado que la absolución "es un gran resultado que llega tras 11 años de trabajo".

Los jueces de la corte han absuelto al ex primer ministro de dos acusación de soborno al juez de Roma, Renato Squillante. El primero cargo hacía referencia a una transferencia de 434.000 dólares que pasaron de una cuenta de la empresa Fininvest -propiedad de Berlusconi- al mismo juez, gracias a la intervención de un abogado del Cavaliere, Cesare Previti.

"No cometió el delito"

El segundo cargo, otra transferencia de 100.000.000 de las antiguas liras (más de 51.000 euros) que pasaron de una cuenta de Pietro Barilla al juez Squillante. El tribunal ha absuelto a Berlusconi del primer cargo al considerar "no cometió el delito", y del segundo cargo porque "el hecho delictivo no existió".

El caso SME se remonta a los años 1980 del pasado siglo cuando, según la fiscalía, Berlusconi habría sobornado a jueces con el objetivo de bloquear la venta del grupo alimentario SME al empresario Carlo De Benedetti, que también estaba interesado en su compra.

Berlusconi ya había sido absuelto en primera instancia en el año 2004, aunque entonces el fundamento del fallo del tribunal fue que el delito había prescrito. Por este caso, Cesare Previti, amigo y abogado de Berlusconi, fue condenado a cinco años de cárcel al comprobarse que había pagado 434.000 dólares al juez Squillante.