Hugo Chávez impulsa en 'Aló, presidente' las inversiones iraníes en territorio boliviano

Evo Morales, invitado especial en el programa de radio y televisión del mandatario venezolano

De la mano del presidente venezolano, Hugo Chávez, Irán podrá realizar inversiones industriales en Bolivia. Los primeros acercamientos en este sentido no se han producido en un escenario diplomático tradicional, sino en vivo a través de la radio y la televisión estatal de Venezuela. El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue el invitado especial de Chávez a su maratoniano programa dominical Aló, presidente, que ayer se realizó en la costa occidental del Lago de Maracaibo, en el petrolero Estado de Zulia, donde se inauguró una planta de lácteos con tecnología iraní.

En el acto estuvo presente también el embajador de Irán en Caracas, Abdolah Zifan.

Un tímido Morales acompañó a Chávez en el recorrido realizado por la Procesadora de Lácteos General Rafael Urdaneta y luego compartió el estudio principal del programa radiotelevisivo con Chávez, quien le sugirió establecer negociaciones con Irán para montar fábricas similares a las establecidas hasta ahora en Venezuela para la producción de automóviles, tractores, plásticos y productos agroalimentarios.

Chávez reiteró su apoyo a Irán en su empeño de desarrollar un programa pacífico de manejo de la energía nuclear y deploró la actitud de Estados Unidos, que pretende impedírselo. "El único país que ha usado la energía atómica para destruir ciudades enteras es el imperio norteamericano cuando lanzaron bombas contra Hiroshima y Nagasaki. No tienen autoridad moral para darle lecciones de paz a nadie", dijo.

Funcionarios diplomáticos iraníes reiteraron el plan del Gobierno de Mahmud Ahmadineyad de crear en Venezuela una base de operaciones para importar y exportar productos desde y hacia toda América Latina. Para lograr este fin, se formará una empresa binacional que se encargará de desarrollar negocios bilaterales, a los cuales Chávez solicitó incorporar productos bolivianos.

El mandatario venezolano también hizo públicas sus instrucciones a funcionarios de los ministerios de Relaciones Exteriores y de Alimentación para que viajen a Bolivia y resuelvan las trabas que han surgido para la importación de soja.

Por otra parte, Chávez reiteró su repudio a un acuerdo aprobado por el Senado de Chile, en el que se le solicita al Gobierno de ese país que denuncie a Venezuela por la no renovación de la concesión al canal televisivo opositor RCTV. "Ahora nos llegó una protesta de la Cancillería chilena porque yo supuestamente ofendí al Senado y me involucré en temas internos chilenos. Es el colmo, pues fue el Senado el que pretendió intervenir en asuntos que sólo son de la soberanía venezolana", dijo.

Lo más visto en...

Top 50