Irán publica una nueva carta de la capitán secuestrada en la que pide la retirada de las tropas de Irak

Teherán dejará que representantes británicos visiten a los detenidos.- Un cónsul iraní en Irak denuncia "provocaciones"

La crisis diplomática entre Reino Unido e Irán por la captura de 15 marinos británicos se intensifica tras el anuncio de Teherán de que no liberará a la única mujer que formaba parte del grupo de soldados (algo que parecía inminente) a menos que Londres corrija su "actitud equivocada". La cadena de noticias británica Sky News ha asegurado esta tarde que Irán ha publicado una carta de la capitán británica detenida, Faye Turney, en la que pide la retirada de las tropas de Irak.

Más información
Solana considera "inaceptable" la detención de los marinos británicos por Irán
La imagen de Faye Turney indigna al Reino Unido

En la misiva la militar, de 26 años, se dirige a los miembros de la Cámara de los Comunes. Turner, madre de una niña de tres años, insiste en que el grupo, compuesto por ocho marinos y siete infantes de Marina y capturado el pasado viernes, está siendo bien tratado por los iraníes.

"Los iraníes son amables, considerados, cariñosos, compasivos y muy hospitalarios", continúa la mujer, que destaca que no ha sufrido daño alguno y ha recibido un buen trato. Como hiciera en la primera carta supuestamente escrita por ella, publicada ayer, Turner reconoce que "desafortunadamente" los 15 militares penetraron en aguas iraníes "durante el transcurso" de su misión.

Además, el cónsul iraní en la ciudad iraquí de Basora ha asegurado hoy que soldados británicos han rodeado hoy su consulado y han disparado al aire en lo que considera una provocación. No obstante, Irán ha dicho que permitirá que una delegación británica visite a los soldados detenidos, oferta de la que Londres espera detalles. "Incluso hemos dicho que estaban listas las bases para la liberación, de entre los marineros británicos, de una mujer; pero si nos enfrentamos a un escándalo y a un comportamiento inadecuado entonces esto se suspenderá y no tendrá lugar", ha declarado en la televisión pública el secretario del Consejo Nacional Supremo de Seguridad de Irán, Alí Larijani.

Provocaciones en Irak

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por otra parte, según el consul iraní en la ciudad iraquí de Basora, Mohammed Ridha Nasir Bagban, soldados británicos han rodeado el consulado.

"Después de 20 minutos han empezado a disparar en todas direcciones. Intentaban irritarnos por el asunto de la captura de los marinos británicos, pero su comportamiento sólo empeora el asunto", ha declarado.

El ejército británico ha negado cualquier acto agresivo y ha dicho que los disparos procedían de un convoy que ha sido emboscado cerca del consulado, en el centro de Basora. Basora, situada e el extremo sur de Irak, es la segunda ciudad del país y allí se tiene su sede la base central de los soldados británicos desplegados para la invasión de Irak.

Visita británica

Pese a estos desencuentros, Irán parece haber dado un paso en dirección hacia la solución de la crisis. Según ha anunciado esta noche el ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manuchehr Mottaki, Irán permitirá que representantes británicos visiten a los 15 marinos detenidos. Se trata de la primera confirmación de que Irán está de acuerdo con la petición británica de que una delegación consular visite a la tripulación detenida, Mottaki dice que "aceptan" y que "no hay problema", pero ni ha fijado fecha ni ha facilitado la localización de los soldados.

Ante la oferta, Londres ha dicho que está "a la espera de más detalles del Gobierno iraní sobre su decisión de actuar ante nuestra petición de acceso consular al personal de la Royal Navy (Armada británica)", según ha dicho un portavoz de Exteriores. En cualquier caso, "seguimos presionando contundentemente para su inmediata liberación".

Pese a todo, Mottaki ha insistido en que los británicos deberán admitir que los marines se adentraron en aguas iraníes si quieren resolver el asunto, ahora en punto muerto. Eso es lo que hizo la única mujer del grupo de 15 soldados detenidos. En unas imágenes de televisión difundidas ayer, las primeras de los capturados, Faye Turney, la única que se dirige a la cámara, asegura que les están tratando correctamente. La cadena iraní Al-Alam difundió también una supuesta carta de Turney a sus familiares en la que admite que ella y sus compañeros entraron en aguas iraníes.

"Fuimos arrestados por fuerzas iraníes cuando aparentemente entramos en aguas de su jurisprudencia", reza el escrito. "Me gustaría que no hubiéramos entrado en aguas iraníes porque ahora estaría en casa", continúa la carta manuscrita. "Siento lo que hice porque sé que si no hubiéramos hecho nada no estaríamos aquí". "Por favor no os preocupéis por mi. Estoy llevándolo con fortaleza. Con suerte no pasará mucho tiempo hasta que vuelva a casa con un regalo del pueblo iraní para el cumpleaños de Molly (su hija)". Mottaki aludió ayer a una posible liberación de esta soldado "lo antes posible".

EFE
A la cámara se dirige la marinera Faye Turney, la única mujer detenida, con la cabeza cubierta con un pañuelo y fumando un cigarro.Vídeo: CNN+

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS