Venezuela cierra el aeropuerto de Isla Margarita por una amenaza de bomba en un avión en vuelo

Las autoridades consideran el incidente, el segundo en dos días, un intento de dañar la industria turística del país

Las autoridades venezolanas han cerrado este jueves el aeropuerto Santiago Mariño de Isla Margarita, turística región caribeña, después de haberse producido una amenaza de bomba sobre un vuelo de Martinair que tuvo que aterrizar en el citado aeródromo con cerca de 300 personas a bordo.

Según fuentes oficiales se trata del segundo incidente de este tipo en ese aeropuerto en los útimos dos días, algo que consideran un intento de dañar la industria turística de la nación suramericana.

Los pasajeros fueron sacados del aparato, un Boeing 767 procedente de la ciudad holandesa de Amsterdam, que fue inspecionado por las autoridades en busca de algún arterfacto explosivo, según las mismas fuentes.

"Mientras el aparato estaba en el aire, hubo una amenaza para que los pasajeros abandonaran el avión en 20 minutos. Esto es un poco extraño cuando el avión está en pleno vuelo", han sido las palabras del portavoz de Martinair en Holanda, Erik van Doeselaar. Hasta el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de las amenazas.

Chávez acusa a EE UU

El aeropuerto Santiago Mariño, principal vía de entrada de los extranjeros que visitan la isla, ha sido acordonado y los vuelos han sido suspendidos, según ha informado su director, Manuel Millán, que ha calificado los hechos de "acto de terrorismo".

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha achacado los hechos a un intento de Estados Unidos de relacionar el terrorismo con el país y así dañar la industria turística.

Lo más visto en...

Top 50