Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso de EE UU aprueba una resolución contra el refuerzo de tropas en Irak

El texto, no vinculante, ha sido auspiciado por los demócratas pero ha contado con el respaldo de un nutrido grupo de republicanos

La Cámara de Representantes de EE UU, controlada por los demócratas, ha aprobado una resolución contraria a los planes de George W. Bush de mandar a otros 21.500 soldados a Irak. El texto no es vinculante, pero aumenta la presión sobre Bush para que cambie el rumbo de su política respecto al país árabe. La moción, que ha salido adelante por 246 apoyos contra 182, ha sido auspiciada por los demócratas, pero ha contado con el respaldo de diecisiete miembros del Partido Republicano. Según las encuestas, la mayoría de los estadounidenses se opone a un aumento de tropas en Irak.

El texto dice textualmente que "el Congreso y el pueblo estadounidense seguirán apoyando y protegiendo a los miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que sirven o han servido con valor y honor en Irak", que son actualmente en torno a unos 130.000. Y en el último párrafo indica que "el Congreso desaprueba la decisión que el presidente George W. Bush anunció el 10 de enero para desplegar más de 20.000 tropas de combate adicionales en Irak".

Su aprobación "marcará un cambio de dirección en Irak que pondrá fin a la lucha y traerá a casa a nuestras tropas", ha afirmado la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi. Bush, que todavía no se ha pronunciado sobre el resultado de la votación, ha hablado este viernes en una videoconferencia con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, para analizar la situación sobre el terreno.

"Este país debe hacer un cambio drástico de rumbo en Irak y el Congreso tiene la responsabilidad de consumar ese cambio", ha declarado el legislador demócrata John Murtha, uno de los más firmes detractores de la guerra. Su correligionaria Nydia Velázquez ha subrayado que "esta guerra es hoy más equivocada que nunca", pero ahora "tenemos la oportunidad de actuar" y de enviar un claro mensaje a todo el mundo en el sentido de que "Estados Unidos está cambiando de rumbo en Irak".

Los republicanos argumentan que este tipo de iniciativas sólo sirven para poner en riesgo la seguridad nacional y que la responsabilidad del Congreso consiste en apoyar al cien por cien a las tropas estadounidenses. Así lo ha puesto de manifiesto la legisladora Barbara Cubin, quien ha calificado la citada resolución de "equivocada y peligrosa" porque, según ella, envía a los terroristas la señal de que EE UU está dividido en torno a la guerra.

"El Congreso tiene derecho a expresar sus opiniones", manifestaba el portavoz presidencial Scott Stanzel antes de la votación, prácticamente parafraseando al presidente, quien ha manifestado que el problema no es que se critiquen sus decisiones, sino que las tropas estadounidenses puedan verse afectadas. "Nuestras tropas cuentan con que sus líderes elegidos en Washington les proporcionen el apoyo que necesitan", subrayó Bush el pasado miércoles en una rueda de prensa en la que alertó de que sería un grave error tratar de bloquear los fondos necesarios para la guerra.

Una vez aprobado por la Cámara de Representantes, el texto se remitirá este sábado al Senado, donde el apoyo no está tan claro considerando que esta Cámara ya intentó debatir una medida similar la semana pasada que finalmente fue bloqueada por la minoría republicana. En esa primera moción se pronunciaron en contra de poner un tiempo límite al debate sobre la cuestión, lo que en la práctica permite prolongar las intervenciones de los legisladores indefinidamente y evitar que llegue a someterse a votación la propia medida.

La Casa Blanca pide al Congreso "financiación y flexibilidad" para las tropas en Irak

La Casa Blanca ha recordado al Congreso de EE UU, a través de un comunicado, que tendrá que demostrar su apoyo a las tropas desplegadas en Irak a la hora de votar los fondos adicionales solicitados por el presidente, George W. Bush, para financiar la guerra. Deberán hacerlo dando el visto bueno a los fondos adicionales solicitados por el presidente para hacer frente a los elevados costes del conflicto, algo con lo que cuentan los hombres y mujeres en combate, añade el portavoz presidencial, Tony Snow, en la misma nota.

"El presidente cree que el Congreso debe proporcionar toda la financiación y flexibilidad que necesiten nuestras Fuerzas Armadas para tener éxito en su misión de proteger a nuestro país", insiste Snow, que asegura que la resolución aprobada este viernes por la Cámara Baja refleja la "desaprobación" de un plan que cuenta con el apoyo del Gobierno iraquí y de los altos mandos militares.

Más información