Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento europeo aprueba el informe que denuncia los abusos de la CIA en Europa

El autor del informe sobre los vuelos de la agencia estadounidense acusa a Europa de "mirar hacia otro lado"

El Parlamento Europeo ha aprobado con una holgada mayoría un informe que denuncia los abusos de la CIA en la lucha antiterrorista y considera "inverosímil" que ciertos gobiernos europeos no estuviesen al tanto de los vuelos que hicieron escala en algunos aeropuertos con personas detenidas ilegalmente. Durante el pleno, el autor del informe, Giovanni Claudio Fava, ha denunciado que algunos gobiernos “miraron hacia otro lado” ante estos abusos.

En el debate en el pleno de la Eurocámara previo a la votación de su informe de conclusiones, el socialista italiano ha explicado que la investigación parlamentaria ha arrojado luz sobre "cinco años de excesos y abusos en la lucha contra el terrorismo" y demostrado que "los gobiernos europeos lo sabían". "No se trata de opiniones ni prejuicios, sino de hechos probados y graves", ha dicho Fava, que ha apuntado que los 21 casos de entregas extraordinarias -detención y encarcelamiento extrajudicial de sospechosos de terrorismo- referidos en el informe "son sólo la punta del iceberg". "Personas inocentes han pasado en Guantánamo más de cinco años simplemente porque ningún gobierno se quería hacer cargo de su situación", ha denunciado.

"No podemos mirar para otro lado, como han hecho los gobiernos europeos", ha añadido Fava, que ha considerado una "falacia" el argumento de que las prácticas estadounidenses se justifiquen en aras de prevenir atentados terroristas.

El informe ha sido enmendado para suavizar los reproches a los Gobiernos de Alemania, Rumanía o Polonia y, en su versión final, ha obtenido el respaldo de 382 diputados, por 256 que han votado en contra y 74 abstenciones. El texto hace referencia a 1.245 vuelos operados por la CIA en aeropuertos de la UE, cita una decena de casos en que las víctimas han sido ciudadanos europeos o residentes en la Unión y considera "inverosímil" que ciertos gobiernos de la misma no estuviesen al tanto. Los eurodiputados reclaman también una investigación independiente.

El texto aprobado dice que el Parlamento europeo “condena la aceptación y ocultación de estas prácticas [de la CIA], en ciertas ocasiones por los servicios secretos y algunos Gobiernos europeos”. La decisión del Parlamento europeo no es vinculante, ya que sólo tiene poder para hacer recomendaciones en esta materia.

Enmiendas

Para propiciar un respaldo mayoritario en el pleno, Fava ha aceptado suavizar o retirar los reproches particulares que se hacían a las autoridades de Alemania, Polonia y Rumanía. Pese a ello, el portavoz del Partido Popular Europeo (PPE) en este asunto, el italiano Jas Gawronski, ha afirmado ante el pleno que recomendaría el voto negativo al informe si no se aprobaban dos enmiendas, una que defiende el derecho de los servicios secretos a "trabajar secretamente" y otra en la que sostiene que la CIA "puede volar libremente por aeropuertos europeos si no viola la ley". Sin embargo, la posición de Gawronski no era asumida unánimemente por los eurodiputados conservadores.

Así, el presidente de la comisión que ha investigado las actividades de la CIA, el portugués Carlos Coelho, también del PPE, ha recordado ante el pleno que "el propio presidente de los Estados Unidos (George W. Bush) ha reconocido la existencia del programa de entregas extraordinarias".

El representante del grupo Liberal, el español Ignasi Guardans (de CiU), ha calificado el informe de "espléndido", y ha sostenido que las actividades de la CIA no habrían sido posibles sin "la activa cooperación de ciertos gobiernos europeos" y envío un "mensaje" a estos ejecutivos. "No hagan esto en nuestro nombre, porque no nos representa cuando luchan así contra el terrorismo", ha dicho.

Por su parte, el comisario europeo de Libertad, Seguridad y Justicia, Franco Frattini, ha abogado por la apertura de investigaciones a nivel nacional para "arrojar luz" sobre la posible connivencia de de los países europeos con los abusos de la CIA denunciada en el informe de Fava. "No corresponde a las instituciones de la UE castigar a los culpables, pero sí pedir que se averigüe la verdad", ha dicho Frattini.