19 muertos y 160.000 damnificados en Indonesia y Malasia por las inundaciones

Las inundaciones ocurridas en los últimos días en varias zonas de Indonesia y de Malasia, debido a las copiosas lluvias caídas, han causado al menos 19 muertos, numerosos desaparecidos y unos 160.000 damnificados, según informaciones recogidas hoy en ambas naciones. De momento, doce personas han fallecido, numerosas han sido dadas por desaparecidas y 70.000 personas han tenidos que abandonar sus hogares en la isla indonesia de Sumatra (oeste) debido a las inundaciones. La situación más grave se da en las provincias de Sumatra del Norte y Riau.

Según la radio indonesia Elshinta, cuatro personas han muerto y una docena han desaparecido en Sumatra del Norte, mientras que el resto de las víctimas mortales pertenece la vecina Riau. El nivel del agua en algunos municipios alcanzó los ocho metros de altura, lo que obligó a los residentes a escapar hacia las colinas o a trepar a los tejados de las viviendas.

Aunque más moderadas, también han ocurrido inundaciones en la parte indonesia de la isla de Borneo, concretamente en la provincia de West Kalimantan, aunque no se ha informado de víctimas mortales o de desaparecidos hasta el momento. "Cada diciembre, Pontianak (la capital provincial) y sus alrededores se ven anegados por el agua, que alcanza un nivel de entre 30 y 50 centímetros de altura, debido a las lluvias incesantes y las mareas", explicó Giri Darmoko, de la oficina de meteorología local, a la agencia de noticias Antara. La estación lluviosa en Indonesia se extiende, por lo general, desde diciembre hasta marzo.

Por otra parte, en la vecina Malasia, siete personas han muerto y 89.076 se encuentran en unos 740 centros para desplazados. "Según las informaciones que he obtenido de la oficina de operaciones del Consejo de Seguridad Nacional, 71.000 personas han sido evacuadas en Johor (...); le siguen 12.416 víctimas en Malaca; 5.111 en Pahang; 327 en Negri Sembilan; y 222 en Terengganu", detalló el viceprimer ministro malasio, Najib Razak, durante una visita el sábado a los damnificados en Batu Berendam, informó hoy el diario New Straits Times.

El dirigente indicó que disponían de suficiente ayuda humanitaria -ropa, alimentos y medicinas- y fondos para atender a los necesitados, a quienes explicó que se trataba de un pago especial y no de una compensación por las pérdidas sufridas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS