Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los resultados oficiales dan a Hugo Chávez su tercer mandato con una amplia ventaja

El candidato de la oposición, Manuel Rosales, ha reconocido su derrota

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha sido reelegido para un tercer mandato de seis años al obtener alrededor de un 61% de los votos con casi el 80% del escrutinio, según el Consejo Nacional Electoral (CNE). Su rival, el socialdemócrata Manuel Rosales, con el 38% de los sufragios, se ha apresurado a reconocer su derrota: "Reconocemos que hoy nos vencieron", ha dicho Rosales, agregando que seguirá "luchando por la democracia y la libertad" en Venezuela.

El país ha amanecido en calma tras la ejemplar jornada electoral, con Chávez fortalecido en el poder. Las calles y plazas de Caracas y otras ciudades estaban prácticamente desiertas, debido al día festivo decretado por empresas privadas e instituciones públicas.

Durante la noche, los resultados certificaban que Chávez tendrá un tercer mandato de 6 años en Venezuela, con casi dos tercios de los votos. El resultado definitivo se conocerá en las próximas horas. El proyecto de "Revolución bolivariana rumbo al socialismo del siglo XXI" contra "el diabólico capitalismo imperialista" de Estados Unidos encontró el respaldo electoral en todos los estados del país, incluido el petrolero del Zulia, del cual Rosales era gobernador, cargo que reasumirá próximamente. Sin embargo, los venezolanos residentes en el extranjero han respaldado masivamente a Rosales. Así, en las islas Canarias, el candidato socialdemócrata ha obtenido el 90% de los votos, mientras que en Miami consiguió un 97%.

El mapa político nacional ha quedado "rojo-rojito", el eslogan que mejor caló y que Chávez repitió insistentemente ayer ante sus seguidores en "Balcón del Pueblo" del palacio presidencial de Caracas, que se iluminó con fuegos artificiales. Chávez anunció que profundizará su revolución, declaró una guerra a muerte a la corrupción, y dedicó su triunfo al independentista caraqueño Simón Bolívar, "al pueblo cubano y al presidente (cubano) Fidel Castro, hermano, camarada, compañero". "Chávez no engaña a nadie", manifestó el gobernante, al ratificar que seguirá la senda de un socialismo que es "indígena, cristiano y bolivariano".

El presidente reconoció el talante democrático de los sectores de oposición que participaron en los comicios presidenciales, que se celebraron en medio de un clima de tranquilidad y con gran afluencia de votantes. "Ojalá que se comporten a la altura de la esperanza de este pueblo, dejen los atajos y las emboscadas y se incorporen al proyecto de construcción de la nueva democracia", afirmó.

Nos vencieron

Rosales, por su parte, reconoció su derrota durante un breve discurso en el que refutó las cifras dadas por el CNE, y dijo que la diferencia que le separó de Chávez fue "más estrecha". "Sé que algunos quisieran que mintiera y que lanzara al pueblo diciéndole una mentira; pero no haría eso jamás porque al final la verdad saldría. La verdad es que, aun con un margen más estrecho, reconocemos que hoy nos vencieron", dijo. No obstante, Rosales instó a Chávez a "leer bien" el resultado y a tomar en cuenta que casi cuatro de cada seis electores se ha pronunciado contra el "castro-comunismo" que encabeza el presidente.

Rosales prometió que desde ahora mismo se lanzará a la lucha política para mantener el capital de votos logrados en la contienda y fortalecer un proyecto de país alternativo al que representa Chávez. "Hoy iniciamos la lucha por la construcción de un nuevo tiempo para Venezuela. Voy a seguir en la calle, luchando por el pueblo, por la democracia y la libertad. No es tiempo de rendirse, es tiempo de seguir luchando por la vida de los venezolanos y por nuestras ideas", manifestó el dirigente socialdemócrata.

Gran participación

Tanto Chávez como Rosales, que votaron en Caracas y Maracaibo, respectivamente, coincidieron en destacar la gran participación del electorado. Ambos candidatos se han declarado satisfechos por el desarrollo en un clima de paz de la jornada electoral, aunque Rosales ha expresado dudas acerca de supuestos retrasos deliberados en algunos centros de votación y ha denunciado problemas con el sistema automatizado, en zonas favorables a la oposición. Preguntado al respecto, Chávez ha considerado el sistema "rápido y transparente" y ha pedido que se acepte "con democracia y con madurez política" los resultados que salgan de las urnas.