Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lula propone una fuerza similar a la OTAN en Suramérica

El presidente brasileño prepara un proyecto para unificar los sistemas de defensa

Ya es más que un simple deseo. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha dado luz verde a la preparación en firme de un proyecto para crear una fuerza militar, similar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en la que se integren los países de América del Sur. El proyecto está ya muy avanzado y se calcula que en los primeros meses de 2007 Lula podrá presentarlo a los países de la región.

El anuncio fue realizado por el coronel Oswaldo Oliva Neto durante un seminario sobre temas de interés conjunto de Brasil y la Unión Europea (UE), según informaba ayer el diario brasileño Folha de São Paulo.

De acuerdo al oficial, el programa de cooperación militar de los países suramericanos forma parte de un proyecto más amplio denominado Sistema de Defensa Nacional, uno de los 50 temas en estudio del Núcleo de Asuntos Estratégicos (NAE) de la Presidencia de la República.

La idea de los 50 proyectos es convertir a Brasil en una "nación desarrollada" desde ahora y hasta 2022, fecha en la que el país celebrará sus 200 años de independecia. Según el coronel Oliva, la idea de crear esa especie de OTAN para los países de América del Sur, proyecto capitaneado por Brasil, tendría dos finalidades concretas.

La primera, impedir una aventura militar o la presión de terceros países sobre la region. La segunda, una especie de "defensa de las riquezas naturales del continente", como las reservas de petróleo, agua y biodiversidad.

En palabras del coronel Oliva, se trata de riquezas que crean "estrés internacional". Según él, puede darse a medio plazo un "riesgo de presión internacional sobre América del Sur a traves del área militar".

Temor sobre la Amazonia

El coronel no citó explícitamente la Amazonia, pero se sobreentendía, ya que Brasil siempre ha temido que se llegue a pedir la "internacionalización" de la Amazonia y de sus riquezas naturales bajo la excusa de que el país no es capaz por sí solo de defenderlas.

El Gobierno brasileño será el encargado de presentar el proyecto, ya avanzado en su elaboración, a los otros países de América del Sur, pero parece evidente que Lula ya debe haber pactado el beneplácito de los mismos; de lo contrario, no se hubiese lanzado a preparar un proyecto tan complejo, detallado y delicado.

La prensa nacional destacaba ayer el hecho de que se haya querido difundir la idea de una OTAN suramericana y de un gran proyecto de inversion militar en un momento en el que Lula no tendrá más remedio que recortar el gasto público y bajar los impuestos e intereses si quiere llevar adelante su otro sueño, el de lograr que el próximo año el producto interior bruto (PIB) crezca en un 5%.