La Cámara de Representantes de EE UU aprueba destinar más fondos para la guerra de Irak

El proyecto de ley deberá ser ratificado por el Senado

La Cámara de Representantes de EE UU aprobó ayer de forma definitiva un proyecto de ley de gastos del Pentágono que incluye otros 70.000 millones de dólares para las operaciones militares en Irak y Afganistán. El proyecto de ley, de un total de 447.600 millones de dólares para gastos de defensa para el año fiscal 2007, pasa ahora al Senado, que deberá aprobarlo antes del receso preelectoral que se inicia este fin de semana.

La medida ha sido aprobada con 394 votos a favor y 22 en contra, no sin antes generar fuertes desacuerdos en el pleno, porque algunos republicanos querían incluir en este proyecto de gastos de defensa asuntos relacionados con inmigración, el control de armas de fuego, y las apuestas por internet.

Más información

El presidente de la Cámara Baja, el republicano Dennis Hastert, ha dicho en un comunicado que el proyecto de ley envía a las tropas un mensaje inequívoco de apoyo a sus operaciones sobre el terreno.

El proyecto de ley estuvo a punto de descarrilar porque Hastert había insistido en incluir una medida que agilizaría la deportación de pandilleros y criminales indocumentados. Esa iiniciativa ya había sido aprobada por la Cámara Baja la semana pasada, pero ante la posibilidad de que no sea aprobada en el Senado, Hastert intentó incluirla en el proyecto de gastos de defensa. Otros republicanos también promovían una medida contra las apuestas en internet y otra que permitiese a los jueces portar armas.

La medida aprobada ayer incluye un aumento del 2,2% en los salarios a los militares, tal como solicitó el presidente George W. Bush en febrero pasado. También autoriza 23.000 millones de dólares para reemplazar o arreglar los equipos destruidos en Irak y Afganistán; otros 1.900 millones de dólares para mejores dispositivos de seguridad para las tropas, y 9.400 millones de dólares para un sistema de misiles balísticos.

Sin embargo, la medida prohíbe que el Gobierno utilice fondos de este proyecto de ley para la construcción de bases militares permanentes en Irak, o para hacerse con el control del sector energético en el país árabe.

Se calcula que con los fondos aprobados, el Congreso ya ha dado el visto bueno a más de 500.000 millones de dólares para las operaciones militares, y la mayoría del dinero ha sido destinada a la guerra en Irak. Los legisladores calculan que el dinero aprobado para la guerra en Irak durará al menos hasta mediados del próximo año fiscal, que comienza el 1 de octubre.

Lo más visto en...

Top 50