El gobernador de Buenos Aires insinúa la relación de policías con la desaparición de un testigo

El testimonio de Jorge Julio López fue clave para la condena del ex represor Miguel Etchecolatz

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, no descarta que haya policías implicados en la desaparición del testigo Jorge Julio López, cuyo testimonio fue clave para la condena del ex represor Miguel Etchecolatz, que fue jefe de investigaciones de la policía de la provincia de Buenos Aires durante la dictadura militar.

"No descartamos que haya policías involucrados y si López fue secuestrado hay que pensar a quiénes perjudicaría", ha dicho Solá en declaraciones a la prensa. El gobernador se reunió ayer con representantes de distintas organizaciones para pedirles colaboración en la búsqueda de López, de 77 años.

Después de la reunión, Solá aseguró que la aparición de López es en estos momentos "una cuestión fundamental para la democracia". "Es el primer desaparecido desde el terrorismo de Estado al que no se puede encontrar después de una semana. Su condición de testigo fue fundamental en el caso Etchecolatz", remarcó Solá.

Por su parte, la Coalición contra la Impunidad expresó ayer su preocupación por la suerte de López, mientras organizaciones de derechos humanos argentinas temen que pueda convertirse en el primer "desaparecido de la democracia" en el país.

Jorge Julio López desapareció sin dejar rastro el pasado día 18. Su testimonio fue clave para condenar al ex represor Etchecolatz por secuestros, tortuas y homicido por parte del Tribunal Oral Federal de la ciudad de La Plata, que calificó los delitos ocurridos durante la dictadura militar (1976-1983) como parte de "un genocidio".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS