Mueren 200 talibanes y cuatro soldados de la OTAN al sur de Afganistán

Se trata del siniestro con más bajas desde que la ISAF bajo mando de la OTAN tomó el relevo de las tropas estadounidenses en el sur del país

Más de 200 supuestos talibanes y cuatro soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) han muerto desde ayer en una operación conjunta que llevan a cabo las tropas afganas y las de la OTAN al sur de Afganistán, según informó la ISAF. El objetivo de esta operación, denominada Medusa, es expulsar a los cientos de milicianos talibanes que se asentaron el pasado mes de mayo en el área de Panjwayi en la provincia de Kandahar (sur de Afganistán) y permitir a los miles de desplazados de la zona regresar a sus hogares.

Más información

Se trata del siniestro con más bajas desde que la ISAF bajo mando de la OTAN tomó, el 31 de julio pasado, el relevo de las tropas estadounidenses al cargo de la seguridad en las provincias del sur de Afganistán, lo que supone su tarea más difícil desde el inicio de la misión en este país en 2003. El Reino Unido, que asumió en mayo pasado el mando de la ISAF para Afganistán, tiene desplegados más de 4.000 soldados en el sur afgano.

En un comunicado, la ISAF, bajo mando de la OTAN, señaló que cuatro soldados fallecieron ayer y otros siete resultaron heridos durante esta operación, iniciada el sábado en el distrito de Panjwayi y que todavía continúa. "Durante la operación cuatro soldados de la ISAF resultaron muertos y otros siete heridos, de los cuales seis regresarán a sus puestos en los próximos días", indica la nota.

En cuanto a los militares fallecidos, el portavoz del Ministerio de Defensa afgano, general Zahir Azimi, declaró que eran de nacionalidad canadiense.

Según la ISAF "más de 200 talibanes han muerto desde que se inició la operación Medusa en la mañana del sábado" y explica que esta cifra se ha calculado "revisando la información de vigilancia y reconocimiento de activos que operan en los distritos de Panjwayi y Zhari, e información de oficiales y ciudadanos afganos".

Además, más de 80 supuestos talibanes han sido capturados por la policía afgana y otros 180 han huido de la zona, mientras que por el momento no se han registrado bajas entre la población civil. En esta operación participaba el avión de reconocimiento Nimrod MR2 que se estrelló ayer en la provincia de Kandahar y en el que murieron 14 militares británicos: doce miembros de la Real Fuerza Aérea británica (RAF), un soldado de la Marina y un militar del Ejército.

En un principio, los talibanes afganos aseguraron haber derribado el avión de la OTAN, hipótesis que rechazó el ministro británico de Defensa, Des Browne, que atribuyó a un "fallo técnico" la causa del siniestro y que respaldó posteriormente la ISAF en un comunicado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50