Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Guerra en Oriente Próximo

Israel planea ampliar la zona de seguridad en Líbano para frenar la lluvia de misiles

Hezbolá amenaza con atacar Tel Aviv si Israel ataca Beirut

El Ejército israeli planea extender la franja de seguridad en el sur de Líbano hasta 15 kilómetros, según ha informado el comandante Zvika Golan, portavoz militar en el norte del país. Hasta ahora los israelíes controlan una zona de unos seis o siete kilómetros. Según esta fuente, la operación durará unos días y está supeditada a la autorización del Gobierno y el envío de más tropas, probablemente dos brigadas.

El propósito de esta operación sería frenar la lluvia de misiles que caen en los últimos días sobre el país. Hoy Hezbolá ha lanzado más de cien misiles sobre Israel, lo que ha provocado la muerte de al menos ocho civiles. Horas después, el ministro de Defensa, Amir Peretz, ha pedido al Ejército que esté preparado para avanzar hasta el río Litani, al norte de las posiciones que mantiene actualmente.

Coincidiendo con estos preparativos, el líder de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrallah, ha afirmado que si Israel "ataca nuestra capital" (en referencia a Beirut) "nosotros atacaremos la suya" (en alusión a Tel Aviv). El ministerio de Defensa israelí ha afirmado que si tal ataque se produce, destruirán las infraestructuras de Líbano.

Informe de Qaná

Por otra parte, el Ejército israelí ha declarado que no sabía que había civiles en el edificio de la aldea de Qaná que bombardeó el pasado domingo matando, según el último balance del hospital de Tiro, 28 personas, entre ellas 16 niños. Así se afirma en el informe elaborado sobre la masacre, que desató la condena internacional, y en el que denuncian que Hezbolá usa a los "civiles como escudos humanos".

"El Tsahal (ejército) actuó en función de informaciones según las cuales el edificio no estaba habitado por civiles y era utilizado como escondite por los terroristas [de Hezbolá]", dice el informe elaborado por el ejército para el ministro de Defensa, Amir Peretz. "Si hubiésemos tenido informaciones que indicaran que había civiles en el edificio, el ataque no habría tenido lugar", dice el informe. Precisa que dicho ataque consistió en el lanzamiento de dos misiles, uno de los cuales no llegó a estallar.

Según el informe, "el edificio fue atacado siguiendo las directrices militares sobre el empleo de fuego contra estructuras sospechosas en aldeas" y siempre después de advertir a los habitantes de Qana de la inminencia del ataque del ejército israelí, que les había instado a abandonar la población. Señala además que desde el comienzo de la actual crisis el 12 de julio, más de 150 misiles habían sido lanzados contra Israel desde Qana y sus alrededores.

No obstante, el informe subraya que "el combate contra el terrorismo, que utiliza cínicamente a los civiles como escudos humanos y que actúa deliberadamente desde poblaciones e infraestructuras civiles, es mucho más complicado que los combates militares convencionales y constituye para nosotros un desafío operacional y moral". Por ello, el jefe de Estado Mayor, Dan Halutz, ha dado orden, según el documento, de reexaminar y retocar inmediatamente los protocolos para abrir fuego contra objetivos sospechosos. También destaca que Halutz ya ha expresado sus disculpas por la muerte de civiles, y niños en particular, en el "incidente" de Qana.

El presidente iraní pide "la eliminación" de Israel

El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad ha vuelto a lanzar durísimas amenazas contra Israel. Según ha afirmado hoy, aunque "el verdadero remedio al conflicto [en Líbano] es la eliminación del régimen sionista", se impone ahora "un alto el fuego inmediato". Estas declaraciones han sido pronunciadas en Malaisia, donde Ahmadinejad participa en una reunión del comité ejecutivo de la Conferencia Islámica.

No es la primera vez que el presidente iraní lanza amenazas de este tipo sobre Israel, un país al que ha calificado de "tumor".

Llega a Torrejón un nuevo avión con evacuados de Líbano

Un avión Hércules de las Fuerzas Armadas españolas ha llegado esta noche a la base aérea de Torrejón de Ardoz con 30 personas evacuadas de Líbano, quince ciudadanos españoles y otros quince de la Unión Europea y de otras nacionalidades. Se trata del sexto vuelo que el Ministerio de Asuntos Exteriores ha organizado para repatriar a ciudadanos españoles y extranjeros que se encontraban en Líbano cuando estalló la nueva crisis en Oriente Próximo hace 23 días.

El avión que ha aterrizado esta madrugada es el mismo fletado por el Ministerio de Exteriores con un primer envío de ayuda humanitaria a Líbano y en él emprendió viaje ayer por la mañana, desde Bruselas, el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, quien de regreso se bajó en Lamaca y cogió otro avión rumbo a Damasco. En su visita a Líbano, el titular de Exteriores trasladó "la solidaridad" de España con el Gobierno y el pueblo libanés.

Más información