Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte desafía a EE UU y Japón y prueba al menos un misil de largo alcance

Otros dos han sido de corto alcance

Corea del Norte ha lanzado entre tres y cuatro misiles de prueba, y al menos uno de ellos ha sido de largo alcance, de tipo Taepodong-2, un arma capaz de alcanzar territorio estadounidense. Así lo han confirmado fuentes oficiales estadounidenses, quien sin embargo, aseguran que este misil de largo alcance falló en el aire. Al menos otros dos misiles de corto alcance, de tipo Scud, han impactado en el mar de Japón.

Poco después de conocer estas informaciones, el embajador de Estados Unidos en la ONU, John Bolton, ha afirmado haber realizado "consultas urgentes" con otros miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. De cualquier forma, fuentes oficiales estadounidenses han considerado demasiado precipitado tomar la decisión de convocar una reunión con carácter de urgencia.

Los misiles fueron disparados en torno a las 3.30 de la mañana, hora local (18.30 GMT del martes), las 4.00 (19.00 GMT) y las 5.00 (20.00 GMT), y han caído en una zona de la costa oeste de la isla septentrional de Hokkaido, tal y como han adelantado la agencia japonesa Kyodo y la cadena CNN.

Un misil con capacidad para alcanzar Alaska

La prueba del Taepodong-2 habría fracasado y este misil, con capacidad teórica de alcanzar Alaska y otras partes del territorio estadounidense, no habría alcanzado la zona de impacto prevista en el mar.

Estados Unidos y Japón habían advertido a Corea del Norte de que podrían recurrir al Consejo de Seguridad de la ONU para la imposición de sanciones económicas si llevaba a cabo el lanzamiento de un misil balístico, cuyos preparativos parecía haber acelerado el régimen comunista en las últimas semanas en el nordeste de su país.

Las fuentes gubernamentales niponas han indicado que dos de los misiles disparados esta noche podrían ser del tipo Rodong, basados en los Scud de fabricación soviética, y de medio alcance, por tanto con capacidad para impactar en Japón pero no en los territorios de EE UU en el Pacífico.

En alerta de 1998

En agosto de 1998, Corea del Norte desató todas las alarmas en Japón y Estados Unidos cuando lanzó un misil Taepodong-1 de alcance medio, que sobrevoló el territorio japonés para terminar hundiéndose en el Pacífico. Desde entonces, los norcoreanos ha lanzado varios misiles de un rango reducido, dos de ellos en marzo pasado.

El lanzamiento del misil de 1998, que según Corea del Norte sólo pretendía poner un satélite en órbita, llevó a estadounidenses y norcoreanos a negociar la moratoria sobre pruebas de misiles convencionales que firmarían en 1999.

Estados Unidos y Japón, su principal aliado en esta zona del este de Asia, habían indicado ya que un nuevo lanzamiento de prueba de un misil balístico de largo alcance por parte de Corea del Norte tendría la respuesta adecuada y podría poner en riesgo las conversaciones multipartitas sobre el programa nuclear norcoreano.

Conversaciones estancadas

Estas conversaciones a seis bandas -que implican a ambas Coreas, Estados Unidos, Rusia, China y Japón- se encuentran estancadas desde noviembre pasado, cuando Pyongyang puso fin abruptamente a la quinta ronda de negociaciones e impuso su boicot a la reanudación.

Corea del Norte exige que EEUU retire las sanciones impuestas a medios financieros relacionados con la Administración de Pyongyang por falsificación y lavado de dinero. Tanto Washington como Tokio habían calificado el eventual lanzamiento de un misil de largo alcance por Corea del Norte como una amenaza para la seguridad regional.