Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU pide la liberación del soldado israelí y Olmert se niega a negociar con sus captores

Las tropas esperan una orden del primer ministro para atacar Gaza

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha pedido la puesta en libertad del soldado israelí secuestrado el domingo por militantes palestinos en una operación contra una base militar israelí. En un comunicado, insta a las partes a la moderación y a evitar el derramamiento de sangre. Sin embargo, el primer ministro israelí, ha rechazado el intercambio de prisioneros que le plantean las milicias palestinas y mantiene la amenaza militar.

Según el portavoz de Annan, Stephane Dujarric, "el secretario general insta a todas las partes a ejercer moderación en un momento tan grave, y a tomar todos los pasos posibles para evitar la escalada de la violencia y un mayor derramamiento de sangre".

Por su parte, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha asegurado que no va a ceder al chantaje de los milicianos palestinos que retienen a un soldado herido para canjearlo por todas las mujeres y los menores de edad encarcelados. "La cuestión de liberar prisioneros no está en la agenda", aseguró ayer. Entretanto, el Ejército israelí aguarda desplegado en el sur de Gaza para lanzar un ataque decisivo en caso de que fracase la diplomacia, en la que también se ha implicado Francia dado que el rehén tiene también nacionalidad francesa.

Gran tensión

Como medida de presión, Olmert ha ordenado a sus soldados que estén preparados para una operación "de gran envergadura" y "larga duración contra las organizaciones terroristas en Gaza". Dejémoslo claro", ha dicho, "los cogeremos a todos, dondequiera que estén, y lo saben. No habrá inmunidad para nadie". Desde la parte palestina, el presidente de la AP, Mahmud Abbas, ordenó ayer a sus servicios de seguridad una vasta operación de búsqueda para dar con el secuestrado.

Guilad Shalit, soldado israelí de 20 años, fue secuestrado ayer por milicianos palestinos de los Comités de Resistencia Popular, ligados a Hamás, el partido que ostenta el Gobierno palestino. Siete de sus activistas lograron acceder a través de un túnel de 300 metros, a una base militar israelí, cerca de Kerem Shalom, en el sureste de la frontera con Gaza. Mataron a dos soldados, dos milicianos resultaron muertos y los demás consiguieron llevarse a Shalit, probablemente herido.

Reunión de Abbas y Haniya

El presidente palestino, Mahmud Abbas, se reunió a última hora de este domingo con el primer ministro, Ismail Haniya, para tratar la crisis abierta tras el secuestro de un soldado israelí en un ataque palestino contra un puesto de control en el que también murieron dos militares.

Según ha informado el viceprimer ministro, Nasser Shaer, en el encuentro Abbas habría tratado de convencer una vez más a Haniya para que su formación, el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) acepte una propuesta sobre las fronteras de un futuro Estado palestino que implicaría el reconocimeinto de Israel. Shaer había pedido públicamente con anterioridad la puesta en libertad del joven soldado, de 19 años, secuestrado y conducido a Gaza por los asaltantes palestinos que mataron a otros dos soldados israelíes.

Más información