Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido en un atentado un alto cargo palestino cercano al presidente Abbas

El jefe de los servicios de inteligencia ha sido víctima de un atentado en el que ha muerto uno de sus guardaespaldas

El jefe de los servicios palestinos de inteligencia ha resultado gravemente herido al estallar una bomba en la sede de los servicios de información en Gaza, en la que ha muerto uno de sus guardaespaldas y han resultado heridas otras ocho personas. Tarek Abu Rajab, una figura leal al presidente palestino, Mahmud Abbas, ha sido víctima del ataque después de otra noche de enfrentamientos entre los partidarios del partido Al Fatah del presidente y los del partido del Gobierno, Hamás.

Al parecer, la bomba estaba colocada en el ascensor que utiliza Abu Rajab para subir a su despacho en la sede de los servicios de inteligencia palestinos en Gaza. La explosión ha matado a uno de los guardaespaldas de Rajab y ha herido al alto cargo y a ocho personas más. Una fuente de los servicios de inteligencia ha declarado que se trata de "un intento de asesinato", pero que su vida no corre peligro.

Poco después del atentado, activistas armados de un grupo ligado a Al Fatah han irrumpido en la sede del parlamento palestino en Ramala, en protesta por el ataque a Rajab, detrás del cual sitúan a Hamás. Los miembros de las Birgadas de los Mártires de al Aqsa han entrado en el edificio disparando al aire.

Tarek Abu Rajab fue nombrado jefe de los servicios de inteligencia por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en abril de 2005. Rajab encabezaba la delegación palestina que se ha desplazado recientemente a Amman después de que Jordania acusara a Hamás de haber introducido armas en el país clandestinamente para cometer atentados, acusación que Hamás ha desmentido. Rajab ya sobrevivió a un intento de asesinato en agosto de 2004 en Gaza, cuando su convoy fue atacado por pistoleros que le hirieron en una pierna y mataron a dos de sus acompañantes.

Antes del atentado contra Rajab, tres palestinos han resultado heridos en Gaza en nuevos enfrentamientos armados entre la Seguridad preventiva, controlada por Al Fatah, y la nueva fuerza de seguridad que puso en marcha esta semana el Gobierno de Hamás, en un claro desafío a Abbas, que pretende mantener las competencias sobre seguridad. Desde la victoria de Hamás en las elecciones, la lucha por el poder entre ambas facciones ha causado enfrentamientos entre los partidarios y militantes de uno y otro grupo, que se han saldado con varias muertes. Los intentos de tregua entre ambos no han fructificado.