Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento ecuatoriano reestructura la autoridad electoral

El Parlamento ecuatoriano reestructuró ayer el Tribunal Supremo Electoral (TSE) tras la inesperada renuncia, el pasado fin de semana, del presidente del organismo, Gilberto Vaca. En una sesión extraordinaria, los diputados aceptaron ayer la dimisión anunciada como "irrevocable" por Vaca y también dieron paso a la renuncia de Vicente Naranjo, vicepresidente del organismo electoral y afiliado al organismo Pachakutik, brazo político del movimiento indígena ecuatoriano.

La reestructuración se produce en unos momentos en los que el TSE debe analizar una petición del jefe de Estado, Alfredo Palacio, para que se realice el próximo 22 de enero una consulta popular con el objeto de crear una Asamblea Constituyente.

Palacio pretende que dicha Asamblea redacte una nueva Constitución, a lo que se oponen los diputados del unicameral congreso ecuatoriano.

La mayoría de los diputados decidió designar a Xavier Cazar, del Partido Social Cristiano (PSC), en sustitución de Vaca, afín a ese partido político, mientras que Sandra Cabrera, de Pachakutik, sucederá a Naranjo. Asimismo, el Parlamento reemplazó al vocal del movimiento Nuevo País por el vocal Marco Benavides, de la Democracia Popular.