Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Schröder y Merkel se reúnen en Berlín mientras sigue en el aire quién ocupará la Cancillería

La aspirante conservadora descarta un acuerdo sobre el reparto de carteras antes del domingo

El canciller alemán, Gerhard Schröder, y la aspirante conservadora, Angela Merkel, han iniciado esta tarde una nueva reunión destinada a desbloquear el contencioso entre el Partido Socialdemócrata (SPD) y la Unión Cristianodemócrata (CDU) sobre el liderazgo de un futuro gobierno de gran coalición. Horas antes, Merkel ha descartado que el acuerdo se puede producir esta noche y ha apuntado no llegará antes del domingo por la noche, fecha en la que está prevista otra entrevista entre ambos.

La cumbre, que ha comenzado a las 19.00 en un edificio contiguo al Parlamento, participan asimismo el presidente del SPD, Franz Müntefering, y el líder bávaro, Edmund Stoiber, los lugartenientes de Schröder y Merkel en las reuniones de sondeo realizadas en las dos semanas transcurridas desde que los alemanes acudieran a las urnas para elegir nuevo Parlamento. La cita había desatado grandes expectativas, puesto que se anunció después del encuentro de ayer entre el canciller y la aspirante y del que ambos salieron hablando de "buenas bases" para una coalición, aunque sin haber resuelto la cuestión del liderazgo del futuro ejecutivo.

Sin embargo, socialdemócratas y conservadores han aclarado esta mañana, tras las reuniones de sus respectivas ejecutivas, que no se deben esperar anuncios tras el encuentro de hoy, ya que no se cuenta con encontrar una solución antes del domingo, de la que además no se informará hasta el lunes. "No contamos con un resultado antes del domingo", ha subrayado Merkel tras una reunión de su ejecutiva, que ha servido para preparar el encuentro de esta noche y para analizar el de ayer. Además de reiterar la exigencia de que, como partido más votado, sea la CDU quien designe al canciller, ha bromeado sobre la cuestión con los periodistas al asegurarles que se podían "tomar el día libre" porque hoy no se producirá el esperado acuerdo.

Muentefering quiere a "Schröder al timón"

Entre carcajadas, Müntefering también ha sido muy claro: "Que pasen un buen fin de semana. No se molesten en averiguar nada, porque no lo conseguirán antes del lunes". En la reunión de ayer se pactó el programa de gobierno, lo que hizo que tanto Merkel como Schröder hablaran de una buena base para emprender negociaciones de coalición, siempre y cuando se logre una solución al problema del "personal". Los medios alemanes parecen descartar que Schröder siga en la Cancillería y cruzan las apuestas acerca de cuánto logrará "arrancar" a Merkel a cambio de renunciar a dirigir el Ejecutivo. En ese regateo de cargos y ministerios, así como la futura Presidencia del Parlamento -que correspondería a los conservadores, como mayor grupo de la cámara- se ha hablado, incluso, de que Schröder aceptaría ser vicecanciller, cuestión que la mayoría de los observadores dan por imposible.

Entretanto, parece asimismo descartado que Stoiber se convierta en ministro de Finanzas, como se había dicho en días pasados. Merkel ha salido en su rueda de prensa de esta mañana al paso de todas estas especulaciones y ha dicho que, ocurra lo que ocurra, de aquí al domingo no se "repartirán" los ministerios, sino que este cometido quedará dentro de las negociaciones formales de coalición, si llegan a abrirse. Así las cosas, a lo largo del día las dos partes han reiterado una vez más sus aspiraciones a la Cancillería. Entre los conservadores, Christian Wulff ha señalado a la prensa que sus demandas de los puestos de canciller y presidente del Parlamento no son negociables.

"Pienso que quedará claro esta noche que los socialdemócratas no insisten en que Schröder sea el canciller", ha señalado por su parte el diputado Wolfgang Bosbach. Los dirigentes socialdemócratas tampoco dan su brazo a torcer. El primero Muentefering, quien ha afirmado que su partido mantiene su deseo de que gobernar junto a la CDU pero "con Schröder al timón". Por su parte, la diputada Andrea Nahles ha mantenido la misma posición al declarar a radio NDR que "Schröder debe seguir como canciller". La ministra de Desarrollo y una de las principales líderes del partido, Heidemarie Wieczorek-Zeul, se ha mostrado evasiva: "Lo sabremos esta noche".