Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán amenaza a Europa y EE UU con "la confrontación" si denuncian sus planes nucleares

El Organismo de la ONU para la Energía Atómica debate mañana una resolución para responder al desafío de la República Islámica

El jefe de la delegación iraní ante el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), Cyrus Nasseri, ha advertido a la Unión Europea (UE) y a Estados Unidos de que se encaminarán a "la confrontación" con Irán si denuncian ante el Consejo de Seguridad de la ONU la reanudación de sus actividades nucleares.

Nasseri, en declaraciones a la cadena de radiotelevisión británica BBC, señala que una denuncia ante la ONU sería "un grave error de cálculo" de sus interlocutores en este nuevo incidente diplomático, surgido de la decisión iraní de reanudar los procesos para enriquecer uranio, indispensables en la fabricación de bombas nucleares.

Estas declaraciones se han producido el mismo día en que Irán ha roto los precintos de la planta nuclear de Isfahán para reanudar el proceso de transformación del polvo de uranio en gas, primer paso para enriquecer este elemento radiactivo. En todo caso, el OIEA ha informado de que sus inspectores han instalado y probado varias cámaras de vigilancia para evitar que ningún material pueda ser desviado de la planta. La decisión del país asiático, vecino de Irak, de reanudar su programa nuclear se produjo nada más llegar al poder el nuevo presidente, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad.

Negociación en Viena

Mientras, el OIEA negociará mañana para hacer frente a esta crisis y no descarta la posibilidad de denunciar el caso ante la ONU. El organismo dependiente de la ONU reanudará el jueves en su sede, Viena, las discusiones con el objetivo de aprobar una resolución que responda al desafío del Gobierno iraní. Sin embargo, Alemania, Francia y el Reino Unido tienen problemas para recibir el apoyo de los 35 miembros de la junta del OIEA para aprobar un texto que inste a la República Islámica de Irán a mantener en suspenso su programa de enriquecimiento de uranio -como ocurría desde febrero de 2003-, ya que algunos países en desarrollo que integran este órgano se resisten a aceptar una propuesta que pueda entenderse como una negativa del derecho legítimo del Gobierno iraní a desarrollar la tecnología nuclear.

Para Cyrus Nasseri, "no hay ninguna base legal" para que la UE y EE UU acudan al Consejo de Seguridad. "Si se hace, es porque se trata de una opción política". Si el caso llegase a la ONU, el Consejo tiene la potestad de imponer sanciones. A la vez, el jefe de la delegación iraní ante el OIEA ha transmitido un mensaje algo más conciliador. "Hay mucho en común con el Reino Unido y Europa por tantas cosas que pasan en nuestra región, en el mundo, Irak, Afganistán, el Líbano…". "Necesitamos trabajar hacia la estabilidad de nuestra región", ha dicho.

El objetivo de su Gobierno es "ver si es posible continuar con las actividades de enriquecimiento contando con un acuerdo con Europa". Sin embargo, "parece que esa posibilidad ya no existe, al menos de momento, por lo que no nos queda otro remedio que hacer lo que es nuestro derecho", ha señalado.