Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Europea descarta crear campos de acogida para refugiados en el norte de África

La propuesta conlleva "muchos problemas", ha explicado el secretario de Estado de Seguridad español

La Unión Europea ha tirado a la papelera de reciclaje la idea impulsada el pasado otoño por Alemania y Reino Unido de crear campos de acogida de inmigrantes en el norte de África para alojar a los solicitantes de asilo mientras se analizan y gestionan sus demandas. "En este momento no es una idea que va a ser aceptada por la UE porque plantea muchos problemas", ha explicado el secretario de Estado de Seguridad español, Antonio Camacho, tras la reunión de ministros de Justicia e Interior de los 25 celebrada hoy en Luxemburgo.

La propuesta recibió en principio el apoyo de Italia, Alemania, Austria y Reino Unido, mientras que España, Marruecos y Francia se mostraban reticentes y las principales organizaciones de Derechos Humanos ponían el grito en el cielo por la creación de lo que las voces más críticas no dudaron en calificar de "campos de inmigración". Bautizados oficialmente como "portales de inmigración", serían centros establecidos en el norte de África —fueron mencionados Libia y Marruecos— para mantener a los inmigrantes económicos que pretenden entrar en la Unión Europea. Los países que gestionaran estos centros recibirían dinero de la UE para mantenerlos y para devolver a sus países de origen a aquellos cuya solicitud de entrada fuera denegada.

Ya en 2003 el Gobierno británico dirigido por Tony Blair hizo una propuesta similar, que fue descartada por los problemas jurídicos que entrañaba. También Antonio Camacho ha hecho mención hoy a los "muchos problemas" que conlleva el plan, y ha asegurado que "es más efectivo e inteligente actuar sobre los países de origen y de tránsito que crear una especie de gettos o campos de refugiados". "Podemos hacer muchas cosas en la medida que formamos parte de la sociedad privilegiada", ha añadido.

"No se trata de controlar, sino de actuar en los países de tránsito, en la medida en que en muchas ocasiones los ciudadanos se ven en situación de viajar a la Unión Europea en condiciones no adecuadas, a pesar de que han pasado por países que con un poco de ayuda podrían prestar eso que buscan cuando salen", ha explicado Camacho; el político español cree que es posible "garantizar que allí encuentren condiciones adecuadas de seguridad y de vida que no les obliguen a viajar al territorio europeo en condiciones inadecuadas".