Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIOLENCIA EN IRAK

Hallados al sur de Bagdad los cadáveres de un hombre y de una mujer de rasgos occidentales

Reino Unido confirma que el varón no es el británico Kenneth Bigley.- Cuatro muertos en Faluya mientras continúa la operación 'peinado' en Samarra

La Policía iraquí ha encontrado dos cadáveres, un hombre y una mujer de rasgos occidentales, en la zona de Al Yusefiya, a unos 20 kilómetros al sur de Bagdad, según ha informado hoy la televisión iraquí Al Iraquía, que cita a fuentes policiales. Según la misma emisora, el hombre había sido decapitado y la mujer, tiroteada en la cabeza. Momentos después, Reino Unido ha confirmado que el cuerpo del varón no corresponde al británico Kenneth Bigley. Mientras tanto, el Ejército de EE UU ha matado al menos a cuatro iraquíes en un nuevo ataque contra Faluya, al tiempo que continúa su operación de peinado en Samarra.

Los dos cadáveres han sido ya trasladados al hospital de Mahmudiya, al sur de la capital, y hasta el momento se desconocen sus identidades. Sólo tres hombres occidentales se encuentran retenidos en el país árabe por grupos armados: los periodistas franceses Christian Chesnot y Georges Malbrunot y el ingeniero británico Kenneth Bigley. En todo caso, el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido ha confirmado momentos después que el cadáver del hombre no corresponde a Bigley, secuestrado el pasado 16 de septiembre por el grupo Monoteísmo y Guerra Santa.

"El Ministerio de Sanidad de Irak dijo que el cuerpo es de un hombre iraquí de 35 años", ha señalado una portavoz del Foreign Office. El británico, de 62 años, fue capturado en Bagdad junto con los estadounidenses Eugene Armstrong y Jack Hensley, que fueron asesinados por el grupo liderado por Abú Musab al Zarqaui, que pide la liberación de las mujeres iraquíes presas. Bigley ha sido visto en dos vídeos grabados por sus captores en los que pidió la intervención del primer ministro, Tony Blair, para salvarle la vida. En cuanto a la mujer muerta, no se ha informado del secuestro de ninguna mujer occidental en Irak desde la liberación de las dos cooperantes italianas la semana pasada.

Ninguna rehén occidental

Las únicas dos mujeres retenidas son indonesias que fueron secuestradas junto a dos libaneses y seis iraquíes, según anunciaron los captores en un vídeo emitido el jueves por la televisión Al Yazira y firmado por el Ejército Islámico en Irak, Mando Occidental. Grupos radicales y mafias organizadas han secuestrado en Irak a más de un centenar de personas de diferentes nacionalidades desde el pasado mes de abril, cuando se desencadenó la denominada crisis de los secuestros. Decenas de secuestrados permanecen aún en poder de sus captores y otros han sido liberados, algunos de ellos tras pagar importantes rescates, mientras que al menos 30 han sido asesinados.

Por otro lado, el Ejército de EE UU ha matado hoy al menos a cuatro iraquíes en un nuevo ataque aéreo y artillero sobre presuntos seguidores de Al Zarqaui en Faluya. Según testigos y fuentes hospitalarias, otros diez iraquíes han resultado heridos en los ataques, realizados la pasada madrugada contra edificios en Faluya y en las afueras de esta ciudad, siutuada a 60 kilómetros al oeste de Bagdad. El mando estadounidense ha confirmado el ataque aéreo y ha asegurado que tuvo como objetivo un edificio supuestamente utilizado para esconder armas por milicianos leales a Al Zarqaui, presunto líder de Al Qaeda en Irak.

En cuanto a Samarra, a unos 100 kilómetros al norte de Bagdad, donde las tropas de EE UU libraron duros combates con insurgentes el viernes y el sábado, un portavoz del ministerio de Interior iraquí ha afirmado que las "principales operaciones militares han terminado". "La Policía y la Guardia Nacional iraquí realizan ahora operaciones de 'peinado' en algunos puntos de Samarra en busca de terrorista fugitivos o arsenales ilegales de armas", ha señalado el portavoz del ministerio, Sabah Kazem. También ha indicado que el ministro de Interior, Falah al Naquib, "está en la ciudad y mantiene contactos con líderes tribales" para garantizar que no permitirán el regreso de los insurgentes a Samarra. EE UU confirmaba anoche que su Ejército recuperó el control sobre más del 70% de Samarra tras dos días de enfrentamiento, en los que murieron más de 125 personas y 88 fueron detenidas.