Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 44 muertos y 118 heridos en ataques y atentados en el noreste de India

Las autoridades no culpan de momento a ninguno de los numerosos grupos separatistas armados que operan en la zona

Al menos 17 personas más han muerto esta tarde en una serie de ataques en las violentas regiones del noreste de India, horas después de que varias bombas dejaran 27 fallecidos y 93 heridos en la misma zona, según ha informado la policía. Los ataques y atentados han dejado un balance total de 44 muertos y 118 heridos a lo largo del día.

Esta mañana, dos potentes bombas han hecho explosión con apenas unos minutos de diferencia en la ciudad de Dimapur, una en la estación de ferrocarril y otra en una zona comercial, denominada mercado de Hong Kong, dos de los lugares más concurridos de la ciudad, situada en el suroeste del Estado de Nagaland. Poco después, en el vecino Estado de Asam, otras dos bombas han estallado en la localidad comercial de Bishnupur, junto a la frontera con Bután, según ha informado la agencia local de noticias PTI. En total, al menos 27 personas han muerto y otras 93 han resultado heridas, muchas de las cuales se encuentran en estado crítico, entre los ataques a Nagaland y Asam.

Ya por la tarde, unos desconocidos han abierto fuego contra la gente en un mercado del pueblo Makri Jhora, situado a 290 kilómetros al oeste de la capital del Estado de Asam, Guwahati, con un balance de 11 personas muertas y 21 heridas, según fuentes policiales. Los mismos hombres armados han asesinado más tarde a otros cuatro habitantes del pueblo en un bosque cercano, según ha declarado a la agencia AFP el superintendente de Policía L.R. Bishnoi. Dos personas más han fallecido y diez han quedado heridas en dos explosiones sucedidas en Bongaingaon, a 220 kilómetros de Guwahati, según Bishnoi. La Policía ha anunciado otras dos explosiones de bombas en un pueblo cercano a Guwahati, que han herido a otras cuatro personas.

Un conflicto soterrado

Las autoridades no han responsabilizado aún a ninguno de los numerosos grupos separatistas armados del noreste de India de estos atentados. Varios grupos armados separatistas actúan en Nagaland, aunque el principal de ellos, el Consejo Nacional Socialista de Nagaland (NSCN), mantiene un alto el fuego desde 1997, mientras negocia con las autoridades de Nueva Delhi una amplia autonomía para el Estado. En 1993, antes de iniciar la tregua, el NSCN llevó a cabo un atentado con explosivos muy similar en la estación de Dimapur.

Asam es el Estado con un mayor número de grupos secesionistas, que, como en el caso de Nagaland, en algunas ocasiones son organizaciones izquierdistas que pretenden conseguir la independencia de todo el territorio, pero la mayoría pertenecen a grupos tribales que quieren una amplia autonomía para sus comarcas.

Miles de personas han muerto por la violencia en los siete estados del noreste de India desde que, poco después de la independencia del país, en 1947, empezaron las revueltas contra las autoridades de Nueva Delhi. La mayoría de estas organizaciones acusan al Gobierno central indio de explotar sus recursos naturales, petroleros y mineros y de promover la inmigración, sobre todo de bengalíes, que en su opinión desplazan a la población local.