Simon Mann, presunto 'cerebro' de la conspiración contra Obiang, condenado a siete años de cárcel

El hijo de Margaret Thatcher, en libertad bajo fianza, debe comparecer ante un tribunal surafricano el día 22

El británico Simon Mann, detenido el pasado mes de marzo en Zimbabue y considerado el cerebro del supuesto intento de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial, ha sido condenado hoy a siete años de cárcel por un tribunal de Harare por tráfico ilegal de armas.

Los 65 presuntos mercenarios que comparecieron junto a Simon Mann han sido condenados a doce meses de cárcel y los dos pilotos del avión interceptado en el aeropuerto internacional de Harare, donde el grupo acababa de aprovisionarse de armas, a 16 meses.

Más información

Mann es considerado la figura clave en la supuesta conspiración fracasada para dar un golpe de Estado contra el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, y sustituirle por el líder opositor Severo Moto, quien está exiliado en España.

Simon Mann fue declarado culpable el pasado 27 de agosto de haber adquirido ilegalmente en Zimbabue las armas que, según la acusación, se iban a utilizar en el derrocamiento de Obiang. "El acusado fue responsable de toda la transacción. Fue detenido cuando intentaba sacar las armas del país", ha declarado el juez Mishrod Guvamombe durante la lectura de la sentencia. El juez ha añadido que los crímenes de los que se declara culpable a Mann "han sido bien planificados y bien ejecutados, lo que se debe reflejar en la condena".

Turno para el hijo de Thatcher

El principal acusado en el juicio paralelo que se lleva a cabo en Malabo, el surafricano Nick du Toit, para quien se ha pedido la pena de muerte, ha declarado que fue Mann quien le contrató para dar "apoyo logístico" al golpe de Estado. También fue Mann quien involuntariamente implicó en el caso a Mark Thatcher, mediante una carta que le envió desde la cárcel y cuyo contenido fue descubierto por las autoridades de Guinea Ecuatorial.

El hijo de la ex primera ministra británica, Margaret Thatcher, detenido en Suráfrica el pasado 25 de agosto y ahora en libertad bajo fianza, debe comparecer ante un tribunal de Ciudad del Cabo el próximo día 22 para responder a las preguntas de la fiscalía guineoecuatoriana. Simon Mann y Mark Thatcher son amigos y vecinos de un barrio lujoso de Ciudad del Cabo y ambos se formaron en escuelas de élite en Gran Bretaña. Antes de involucrarse en negocios relacionados con la seguridad en África, Mann fue oficial de las fuerzas especiales británicas, la SAS.

Lo más visto en...

Top 50