Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda exige a Sampaio que convoque elecciones anticipadas

El PSD designará el jueves al sucesor de Durão Barroso en el partido, que será probablemente el nuevo primer ministro

El presidente portugués, Jorge Sampaio, medita cómo resolver la crisis sin precedentes provocada por la marcha para presidir la Comisión Europea del primer ministro, José Manuel Durão Barroso, mientras la oposición exige un adelanto de las elecciones. Los analistas prevén que Sampaio opte por una solución que no le complace y encargue formar nuevo gobierno a Pedro Santana Lopes, vicepresidente del PSD y alcalde de Lisboa, aunque no es diputado y tiene una polémica reputación de playboy.

El secretario general del Partido Socialista (PS), Eduardo Ferro Rodrigues, se ha sumado en tono moderado a quienes reclaman el adelanto electoral como salida, aunque ha matizado que respetará la decisión del presidente. Para Ferro, la renuncia de Barroso "coloca al país en una situación de inestabilidad e incertidumbre" y que es preciso superar "con serenidad y transparencia".

A su juicio, el cese entraña "la quiebra de un compromiso con el electorado" y, como argumento para adelantar elecciones, ha citado la "intensa insatisfacción" ciudadana y la "clara división" dentro de la coalición de centro derecha en el poder. Sin elecciones, Rodrigues, "Portugal tendrá un gobierno débil, en un marco de inestabilidad política, incluso si se cumplen todos los preceptos constitucionales". Más a la izquierda, el líder comunista Carlos Carvalhas ha reiterado su petición de elecciones y ha juzgado que Durão Barroso "abandonó el cargo de primer ministro a sabiendas de que iba a crear inestabilidad al país, en un ambiente de profunda recesión y desempleo"

Para Carvalhas, lo que procede es "dar la palabra al pueblo". El líder del radical Bloco de Esquerda (BE), Francisco Lousá, también ha exigido elecciones anticipadas "en la primera fecha constitucionalmente disponible", además de señalar que el partido de Barroso, el Social Demócrata (PSD), vive una "confrontación tribal".

El adiós de Barroso

Esta mañana, el primer ministro ha aceptado la invitación de los líderes europeos para ser candidato a la presidencia de la Comisión Europea, en lugar del italiano Romano Prodi. "Quiero informar en primer lugar a los portugueses que voy a aceptar la invitación formulada por los jefes de Estado y gobierno europeos", ha señalado Durão Barroso en una declaración pública por radio y televisión. "El primer deber de un portugués es servir a la nación dondequiera que esté. Lo haré como europeo y sobre todo con orgullo", ha añadido Barroso, que no no ha ocultado su deseo de que la crisis se supere desde el respeto al resultado electoral de 2002, que dio la victoria al centro derecha.

Esta tarde, el PSD ha anunciado que el próximo jueves elegirá al sucesor de Barroso como presidente del partido, que será probablemente el candidato a nuevo primer ministro de Portugal. La mayor parte de los componentes de la dirección del PSD, según las fuentes, respaldan la candidatura de Santana Lopes. El sucesor será designado por el Consejo Nacional del PSD, máximo órgano entre congresos, según las fuentes, aunque un sector del partido aboga por celebrar un congreso extraordinario.