La violencia étnica obliga a la OTAN a evacuar a miles de serbios de Kosovo

El refuerzo del contingente internacional consigue una tensa calma en la región

Berlin / Prístina / Londres - 19 mar 2004 - 19:24 UTC

La violencia étnica que sacude la provincia serbia de Kosovo desde hace tres días ha obligado a la OTAN a reforzar su contingente en la zona y a evacuar a miles de serbios de varios enclaves de la provincia para detener una escalada que ha provocado ya la muerte de 32 personas y heridas a unas 600. Soldados franceses y británicos han llegado hoy a Kosovo desde Bosnia para reforzar el despliegue de la OTAN.

Más información

Soldados alemanes, franceses, británicos y daneses han reforzado hoy la fuerza de la OTAN para Kosovo (KFOR), en su mayoría procedentes de la SFOR de Bosnia. En total, más de 2.000 soldados llegarán en próximos días para apoyar a los 18.500 efectivos con los que contaba la KFOR, que tenía previsto reducirlos a 17.000 este año y se ha visto desbordada por la peor ola de violencia desde que terminó la guerra, en junio de 1999.

Los soldados de la fuerza de la OTAN y los de la misión de la ONU (UNMIK), se han visto obligados, ante los disturbios étnicos, a evacuar a miles de serbios -según las autoridades serbias- de una decena de enclaves en la provincia de Kosovo, de mayoría albanesa. La mayoría han sido dirigidos a otras regiones de Serbia y Montenegro, aunque otros han sido albergados en bases de la propia KFOR. "En cuanto abandonamos nuestras casas en Kosovo Polje, los albaneses las incendiaron para impedir nuestro regreso", ha declarado hoy un anciano de Kosovo obligado a huir.

Manifestaciones de protesta en Serbia

Los disturbios se originaron el miércoles por la muerte de dos niños kosovares, de la que se culpa a los serbios, en la ciudad de Mitrovica, que ha sido escenario de los peores disturbios. Los llamamientos a la calma de las autoridades serbias y kosovares no han tenido de momento demasiado efecto, aunque hoy, ante el despliegue de los soldados internacionales, la situación ha mejorado. No obstante, se han producido hoy nuevs choques entre soldados de la KFOR y extremistas albaneses.

La OTAN confía en que con los refuerzos lograrán recuperar el control de Kosovo, pero ha destacado la "gran responsabilidad" de los líderes albaneses, a los que ha pedido en un comunicado "acciones concretas y efectivas para detener la violencia".

Mientras, en Serbia sigue habiendo manifestaciones de protesta. En Belgrado, unas 10.000 personas, encabezadas por el primer ministro, Vojislav Kostunica, han protestado en las calles, donde se han escuchado gritos de "Kosovo es Serbia" y algunos llamamientos a "matar a los albaneses".

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50