Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los reformistas de Irán reconocen su derrota en unas elecciones que califican de "injustas"

A falta de resultados oficiales, los primeros datos dan la victoria a los conservadores con una participación del 50%

Pese al llamamiento de los reformistas al boicot en las elecciones legislativas de Irán, casi la mitad de los electores han acudido a votar, según fuentes del régimen. A falta de resultados oficiales, los propios reformistas reconocen su derrota, aunque califican los comicios de "inujustos".

Mostafá Tayazadé, dirigente del principal partido reformista de Irán, ha reconocido el varapalo de las urnas, aunque ha destacado que los conservadores sólo tienen el apoyo del 15% de la población tras las elecciones.

"Los conservadores tendrán la mayoría en el Parlamento, los reformistas tendrán un grupo minoritario de entre 60 y 100 miembros" de los 290 escaños del parlamento, ha dicho el dirigente del Frente de la Participación. "Si las elecciones hubieran sido libres, los reformistas habrían conseguido 200 escaños en el Parlamento", ha añadido. Tayazadé ha señalado que la participación en Teherán ha sido inferior al 30% y en el conjunto del país "probablemente del 50%".

Doce horas después del cierre de los colegios electorales, las autoridades iraníes aún no habían ofrecido ningún dato oficial, ni de participación ni de elección. Fuentes del Ministerio de Interior han apuntado, sin embargo, que casi la mitad de los ciudadanos iraquíes con derecho a voto participaron en las comicios para renovar el Parlamento, una cifra por debajo del 67% registrado en el año 2000.

La ciudad de Teherán es la que más complejidad presenta, puesto que 30 escaños de los 290 que componen el Parlamento se disputan en la capital del país, y cada ciudadano podía votar a entre uno y treinta candidatos sobre una papeleta en blanco que debía escribir a mano.