Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados al menos 20 inmigrantes muertos en un barco a la deriva en aguas del sur de Albania

Rescatan con vida a 11 personas mientras se busca a cuatro desaparecidos

Fuerzas de la Marina y de la guardia costera italiana han recuperado esta mañana los cuerpos sin vida de 20 inmigrantes clandestinos en la cubierta de un barco a la deriva en aguas del sur de Albania. Al realizar el abordaje, los agentes han encontrado con vida a 11 personas, tres de ellas en estado grave. Cuatro personas permanecen desaparecidas mientras los equipos de rescate buscan a otra embarcación en dificultades.

La mayoría de los clandestinos ha muerto víctima del frío que ha afectado a la embarcación en medio de una fuerte tormenta. Al parecer, según fuentes del Gobierno albanés, el barco perdió su rumbo tras registrarse una potente explosión en uno de sus motores.

Ivano Baschiere, el comandante responsable de la operación de rescate, ha informado esta tarde de la recuperación de 20 cadáveres: 17 hombres y tres mujeres. En cuanto a los supervivientes, éstos son varones de entre 18 y 30 años de edad que ya han sido entregados a las autoridades albanesas en el puerto de Vlore. El recuento de los muertos sólo se ha podido llevar a cabo después de que el barco fuera remolcado a la isla albanesa de Sesano, donde tiene una base la Marina militar italiana.

Una llamada anónima

Una llamada de auxilio realizada desde un teléfono móvil a una cadena de televisión albanesa ha sido el punto de arranque de una búsqueda que se ha prolongado durante 12 largas horas. Las fuertes tormentas que afectaban a la zona del naufragio han ralentizado el rescate de los inmigrantes. Según las autoridades de Tirana, el barco se dirigía a la región sureña italiana de Puglia con una treintena de personas a bordo.

Un helicóptero de reconocimiento de la OTAN ha localizado a primera hora de la mañana a la nave a la deriva. Poco después, una lancha rápida de la Marina italiana ha abordado al barco a unas 25 millas al sur de la ciudad de Valona. La lancha ha procedido a transbordar a los supervivientes y a remolcar la embarcación con los cadáveres rumbo a ese puerto meridional de Albania.

En paralelo, las autoridades albanesas han anunciado la detención de cinco personas, dos de ellas policías, presuntamente relacionadas con la organización de este viaje, para el que se utilizó una embarcación nueva, que hacía su primera travesía.

El fenómeno de la llegada masiva de inmigrantes ilegales a las costas italianas se ha incrementado en los últimos años generando un agrio debate en la clase política italiana, divida entre aquellos, como Umberto Bossi (Liga Norte), que defienden el cierre total de las fronteras y otros, más comprensivos y aglutinados en torno a la coalición opositora de izquierdas El Olivo, que reclaman leyes más tolerantes. En todo caso, los centros de acogida italianos están colapsados por las constantes remesas de inmigrantes. Las enmbarcaciones clandestinas que los transportan en condiciones infrahumanas suelen partir de los países más pobres de Europa del este y de África del norte.