LA HORA DE LA GUERRA | Irak, en el día del ataque

Caen las bombas sobre Bagdad

La primera explosión sonó a las cinco y media. Las paredes retemblaron en toda la ciudad

Ni gritos de histeria ni carreras sin sentido. A las 05.35 de esta madrugada hora iraquí sonó la primera bomba. Hacía sólo 95 minutos que se había cumplido el ultimátum de George W. Bush. Comenzó en el barrio de Dora, donde se encuentra la central eléctrica del mismo nombre, la refinería de Doha y una planta potabilizadora. Es como si todo el mundo llevara muchas horas entrenándose para el momento y nadie cometiera un error. Las paredes temblaron pero no se rompieron los cristales. Los gallos llevaban dos horas cantando y siguieron cantando.

Más información
Los soldados de la coalición entran en territorio iraquí y Bagdad sufre fuertes bombardeos

A las seis y media amanece en Bagdad. Durante diez minutos que no se oyen explosiones. El fuego ha estado localizado en un flanco muy concreto de la ciudad. Suenan más bombas otra vez en el mismo flanco. La gente continúa en silencio. Ahora ha estallado la bomba más cercana en este barrio donde se alojaban los inspectores de la ONU. Hace daño en los oídos. Ahora se oye un inmenso estallido a cien metros. Se acabó esa especie de calma contenida. La gente se precipita a bajar de la terraza. Sin embargo, sólo queda esperar y mantener la calma. A las ocho vuelven a sonar las alarmas.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS