ORIENTE PRÓXIMO

El Ejército israelí se retira a las afueras de Belén para respetar la Navidad

Arafat no asistirá a la misa del Gallo por segundo año consecutivo

El Ejército israelí ha retirado sus tropas de la ciudad de Belén para permitir la celebración de las fiestas navideñas, según han indicado hoy fuentes militares. No obstante, la retirada será parcial, ya que los soldados permanecerán en las afueras de la ciudad durante toda la semana de fiestas.

Más información

Así, no habrá tropas desplegadas en Belén durante toda la semana, siempre y cuando los servicios de inteligencia no constaten el riesgo de un ataque contra ciudadanos de Israel, según ha indicado el Ejército israelí. En todo caso, testigos citados por la agencia Reuters indican que se han desplegado tropas a unos 200 metros de la Basílica de la Natividad, considerado como el lugar donde nació Jesús y centro neurálgico de las celebraciones. Las tropas del Ejército israelí entraron el mes pasado en Belén tras un atentado suicida, después de haberse retirado meses antes para mejorar las condiciones en la ciudad.

El general Amos Gilad, coordinador de las actividades militares israelíes en los territorios palestinos, ha declarado que "la presencia del Ejército israelí en Belén no se sentirá, no se verán carros ni blindados por las calles". "No se podrá ver en televisión una localidad asediada, porque hemos hecho todo lo posible para que las ceremonias religiosas se desarrollen con normalidad".

La radio de Israel ha anunciado hoy martes que el Ejército permitirá a los árabes israelíes recibir servicios religiosos en Belén, a la vez que las autoridades palestinas ofrecerán permisos especiales de entrada. "La entrada de diplomáticos, turistas, civiles extranjeros y periodistas será autorizada", ha declarado Gilad.

Arafat no estará en la Misa del Gallo

Esta noticia se produce después de que el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Yasir Arafat, se preguntase en una reunión con cristianos palestinos en Ramala ayer lunes: "¿Es justo que el mundo entero celebre la Navidad en libertad mientras nuestro pueblo en Palestina y en Belén tiene prohibido celebrar esta festividad?". Arafat, por segundo año consecutivo, no podrá asistir a la misa del Gallo en la Iglesia de Santa Catalina en Belén, al prohibírselo las autoridades israelíes, como ya ocurrió el año pasado. En este sentido, el general Gilad ha justificado la medida cargando contra el líder palestino, al que acusa de ser el responsable de los atentados contra israelíes. "Arafat es el que hace mal a los cristianos con su campaña de muertes y de terrorismo", ha dicho.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50