Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLEADA DE ATENTADOS CONTRA ISRAEL

Sharon promete vengar las muertes de Kenia e Israel

El primer ministro derrota a Netanyahu en las primarias del Likud por 15 puntos de diferencia

El primer ministro israelí, un renovado Ariel Sharon que ganó ayer con comodidad las primarias de su partido, el Likud, ha anunciado que vengará las muertes de los atentados contra intereses israelíes en Kenia y en el norte de Israel. Durante la sangrienta jornada de ayer, 24 personas perdieron la vida, entre ellas dos niños en el atentado contra el hotel de Mombasa, y otras 80 resultaron heridas.

Según los resultados finales de las primarias, Sharon obtuvo el 55,9% de los votos, mientras que su ministro de Exteriores, Benjamín Netanyahu, logró el 40,8%. El resultado ha confirmado las encuestas de estas últimas semanas y las efectuadas a pie de urna, aunque la diferencia entre ambos políticos ha resultado ser menor de la esperada, ya que los sondeos preelectorales concedían a Sharon una ventaja de entre 20 y 24 puntos porcentuales, que finalmente se ha reducido a 15.

Oleada de atentados

Ambos políticos han lanzado juntos, esta madrugada, la campaña del partido para los comicios del próximo 28 de enero, en los que Sharon se enfrentará al candidato del Partido Laborista, Amram Mitzna. "Hemos vivido una jornada muy dura. Todavía no hemos enterrado los muertos de los atentados terroristas", ha indicado Sharon en su primer discurso como candidato, desde los Jardines de Exposición en Tel Aviv. El primer ministro ha prometido que seguirá "combatiendo el terrorismo" y ha añadido que el Likud "es el Partido más grande de Israel y duplicará su fuerza en los próximos cuatro años".

En cumplimiento de la promesa de Sharon, el Ejército israelí ha destruido esta madrugada las viviendas de los dos autores del atentado que se saldó com seis israelíes muertos y 20 heridos, cuatro en estado crítico y otras cuatro graves, en la ciudad de Bet Shean, en el norte de Israel. Fuentes militares han informado de que una fuerza israelí ha entrado con excavadoras y blindados en la localidad de Yulabún, cerca de Jenín y donde residían los dos atacantes, que fueron abatidos por la policía, y ha destruido con explosivos sus casas en represalia por el atentado.

Se trata de Omar Abu Rub y Yusuf Abu Rub, ambos de las Brigadas de Al Aqsa, el brazo armado del movimiento Al Fatah, que preside Yasir Arafat. Israel vive hoy una jornada de luto en la que miles de personas asistirán a los funerales por las víctimas de este ataque palestino.

Repatriación de las víctimas

Un avión militar Boeing 707 ha repatriado esta mañana a Israel los cuerpos de las tres víctimas mortales israelíes, un guía turístico y dos niños de 12 y 14 años. El aparato, en el que viajaban también nueve de los heridos, ha aterrizado en la base militar contigua al aeropuerto David Ben Gurion.

Un puente aéreo establecido de madrugada entre Israel y Mombasa empezó a repatriar a los supervivientes del atentado al tiempo que llegaban equipos médicos de socorro y servicios de seguridad. Otros dos aviones de la Fuerza Aérea de Israel despegarán este mediodía de Mombasa con turistas israelíes que han interrumpido sus vacaciones.

Mientras tanto, la radio pública ha informado hoy de que todos los dispositivos de seguridad en delegaciones israelíes públicas y privadas en el extranjero se hallan en estado de emergencia, en particular legaciones diplomáticas, turísticas y comerciales y oficinas de líneas aéreas y navieras israelíes, ante el temor de una ola de atentados contra intereses israelíes en el extranjero.

Más información