Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIAJE PAPAL

El Papa termina su viaje a Polonia con una misa en su santuario favorito

Juan Pablo II, que ha está de vuelta en Roma, dice que desea "cumplir su misión" hasta su muerte

Kalwaria Zebrzydowska (Polonia)

El papa Juan Pablo II está ya de vuelta en Roma. Wojtyla ha terminado su visita de cuatro días a Polonia, su país natal, con una misa en el santuario de Kalwaria Zebrzydowska, a 45 kilómetros de Cracovia y al que acudía a rezar con su padre cuando era joven y recorrían el vía crucis existente.

Unos 60.000 fieles han recibido calurosamente a Juan Pablo II a su llegada al santuario. Los peregrinos, instalados a lo largo de la carretera que lleva a la antigua capital real de la basílica de Nuestra Señora de los Angeles, acompañaron al Sumo Pontífice, de 82 años, en su trayecto hasta el lugar. "Sentimos que quizás será la última vez que veamos al Papa a pesar de que rezamos mucho por su salud", ha declarado Helena, de 50 años y habitante de la citada comuna.

De pequeño, Karol Wojtyla viajaba con frecuencia a Kalwaria Zebrydowska junto a su padre y mantuvo esta costumbre una vez convertido en cura y luego arzobispo de Cracovia antes de su elección con Papa. "Venía cada año. Era un hombre muy abierto, en particular con los niños", ha recordad Helena. La última visita a este santuario polaco por parte del Papa fue en 1979, con motivo de su primer visita papal.

"Volverá" a Polonia

En el camino hasta Kalwaria Zebrydowska, Juan Pablo II se ha detenido en la ciudad de Skawina para bendecir una pintura que representa a Cristo y para agradecer brevemente a las 8.000 personas que fueron a recibirlo, según ha informado la agencia de prensa polaca. Después de la misa, el Papa debía sobrevolar en helicóptero su ciudad natal de Wadowice, al sur de Cracovia y no se descartaba el que haga una parada en Czestochowa.

El noveno viaje de Juan Pablo II a Polonia, en la región de Cracovia, es un retorno a sus orígenes y a la historia de su vocación. El domingo se reunió con antiguos amigos de Wadowice, rezó en la catedral donde fue ordenado sacerdote en 1946 y oró ante la tumba de sus padres. Hoy por la tarde regresará a Roma.

Juan Pablo II ha indicado claramente que no tiene la intención de renunciar, deseando proseguir su ministerio hasta su muerte, según ha dicho hoy en el santuario. El portavoz del vaticano, Joaquín Navarro Valls, ha declarado hoy en Kalwaria que el Papa "volverá una vez más" a su país natal.