Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RECONSTRUCCIÓN DE UN PAÍS

El único rival de Karzai para liderar Afganistán se retira y lo respalda

El ex monarca Zahir Shá también expresa su apoyo al presidente interino

El jefe de la saliente administración interina de Afganistán, Hamid Karzai, ha salido virtualmente elegido para liderar la nación durante dos años más después de la primera de las siete jornadas de la Gran Asamblea, o Loya Yirga. La retirada de la candidatura de Burhanuddin Rabbani, el único que todavía disputaba el liderazgo a Karzai, ha acabado de allanar el camino.

Durante las escasas dos horas y media que ha durado la sesión, Karzai ha sido continuamente elogiado desde el podio y aclamado desde la sala por muchos de los 1.660 delegados. Este último extremo, según ha insinuado después de la sesión el presidente de la Loya Yirga, Ismaíl Qasamyar supuso prácticamente su elección "de facto".

De la misma manera, Qasamyar ha dado por hecho que el ex rey de Afganistán, Mohamed Zahir Shah, ostentará el título de Padre de la Nación, puesto que la propuesta al respecto formulada por Karzai ha sido recibida con grandes aplausos.

La Loya Yirga ha sido inaugurada, con un día y medio de retraso, por Zahir Shah, quien ha declarado su apoyo a Karzai, para la decepción de los delegados que esperaban elegirlo jefe de Estado y que acusan a EE UU de haber presionado al antiguo monarca.

Rabbani expresa su apoyo a Karzai

El único rival importante de Karzai, el ex presidente afgano Burhannudin Rabbani, había anunciado unas horas antes su retiro como candidato a la jefatura de la administración de transición y su respaldo a Karzai.

Qasamyar, tras llamar a los delegados al orden para iniciar la sesión, ha llegado a afirmar que "el presidente Karzai es el único candidato a la presidencia de la administración de transición", que tendrá un mandato de dos años.

Esta afirmación ha ocasionado el malestar de los pocos candidatos que quedan, que incluyen a una mujer que se presentó en el último momento, y sus partidarios, entre ellos otra mujer que pidió infructuosamente la palabra.

Qasamyar es el hombre de confianza del jefe de la Misión de la ONU para Asistencia en Afganistán (UNAMA), Lakhdar Brahimi, y encabezó la comisión que, "asesorada" por la ONU, organizó la elección -o selección- de delegados y de la propia Loya Yirga.

Mientras tanto, unas declaraciones de Karzai, en las que ha comentado que después de que él recibiera el respaldo del rey "se acabó" la carrera para encabezar la nueva administración, han sido interpretadas en algunos medios como una afirmación de que ya había sido elegido.

Tal extremo ha sido desmentido por un asesor de Karzai, quien ha asegurado que se trataba de un error por parte de la prensa. "A mi juicio, aún no ha sido elegido", ha agregado

Lo que sí quedó clarísimo, tras la abreviada jornada inicial de la Loya Yirga, es que Karzai tiene el camino despejado para seguir en el poder al menos durante dos años más y que cuenta con el apoyo fortísimo no sólo de Estados Unidos sino de la ONU.