Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

Bush dice ahora que apoya una investigación de la ONU en Yenín

Un palestino hace explotar su coche en un control militar cerca de una colonia judía en Gaza. -El Ejército israelí realiza una incursión en Gaza, vuelve entrar en la aldea cisjordana de Qalqilya y abandona la castigada Yenín

Jerusalén / Washington

El presidente de EE UU, George W. Bush, se ha manifestado hoy a favor de una investigación sobre las presuntas violaciones de los derechos humanos en el campo de refugiados de Yenín, según ha anunciado hoy la Casa Blanca. "El presidente quiere la transparencia y que los hechos quedan claros", ha manifestado el portavoz Ari Fleischer. Mientras, en respuesta al anuncio presidencial, Israel juzga innecesaria la investigación.

Las declaraciones se han producido mientras se debate en el seno de la ONU la conveniencia de una investigación sobre lo ocurrido en el campo de refugiados tras tres semanas de ocupación de las tropas israelíes, en las que habrían muerto centenares de palestinos. Ayer, el enviado de la ONU a la zona, Terje Roed-Larsen, describió la devastación del campo como "un horror que supera el entendimiento", unas declaraciones que han "indignado" al Gobierno israelí, que hoy ha completado su retirada del campo.

Esta mañana, EE UU advertía de que se opondría a la investigación en el Consejo de Seguridad, haciendo uso de su derecho de veto. Este aviso se producía en vísperas de una reunión del Consejo, que debatirá esta tarde la situación en Oriente Próximo, la posibilidad de emitir una resolución y un eventual envío de una fuerza internacional.

Sin embargo, las declaraciones de Bush desmentirían esta opción. Según ha declarado Fleischer, el presidente "apoya la puesta en marcha de una investigación encabezada por al ONU y con la participación de la Cruz Roja".

Por otra parte, la Alta Comisaria de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Mary Robinson, no viajará, como tenía previsto, a la zona, en compañía del ex presidente español Felipe González. La decisión se ha tomado después de una conversación telefónica entre el ministro israelí de Exteriores, Simón Peres, y Felipe González, en la que se comunicó que "las autoridades israelíes no facilitarían la visita". El informe que tenían previsto emitir se hará en base a las informaciones de ONG's que se encuentran en la zona.

Mientras, ante la posibilidad de una investigación, el Gobierno israelí ha reaccionado con rapidez y Raanan Gissin, portavoz del primer ministro hebreo, Ariel Sharon, ha declarado que "no es necesaria". "Todas las pruebas sobre Yenín son ya visibles por todo el mundo", ha dicho Gissin. "Los que piensan que se necesita una investigación, fundan su opinión en una nueva circulación de mentiras".

Las tropas israelíes se han retirado de este campo y de la zona autónoma poco después del amanecer, después de tres semanas de ocupación. Sin embargo, las tropas israelíes permanecerán apostadas en los alrededores de la localidad y del campo de refugiados, totalmente devastado tras la operación, con el fin de imponer un bloqueo en torno a ambos emplazamientos.

El ministro de Defensa israelí ha señalado hoy, no obstante, que la retirada de las zonas ocupadas no afectará a las ciudades de Ramala, donde se halla confinado Arafat, y de Belén, donde unos 200 milicianos armados han encontrado refugio en la Basílica de la Natividad.

Mientras tanto, las organizaciones humanitarias continúan hoy sus labores en esa ciudad para recuperar los cientos de cadáveres sepultados en las viviendas destruidas durante la invasión y los bombardeos.

Atentado suicida en Gaza

Mientras tanto, esta mañana un palestino ha hecho explotar su coche en un control militar israelí cerca de la colonia judía de Goush Katif, al sur de la franja de Gaza, según fuentes palestinas confirmadas por un comunicado militar israelí que no ha detallado si hay víctimas.

Por otro lado, el Ejército israelí ha detenido esta madrugada a Jaled Tafesh, responsable en Belén de las brigadas Ezzedin al-Qassam, brazo armado del movimiento de Resistencia Islámico Hamás, según fuentes de la seguridad palestina.

Además, tanques israelíes han entrado esta madrugada en un campo de refugiados en Gaza y han ametrallado tres hombres de 19, 31 y 38 años, según han informado fuentes oficiales y testigos del ataque.

Cerca de 15 vehículos blindados han penetrado 200 metros en el campo de Rafah, cerca de la frontera con Egipto, donde se ha producido un intercambio de disparos. Las excavadoras militares han dañado varios edificios que ya habían sido demolidos en ocasiones anteriores, en lo que el Ejército ha calificado de "operación rutinaria".

Otros dos los palestinos han muerto abatidos en el asentamiento de Netzarim, en el corazón de Gaza, al que habían tratado de entrar armados y vestidos con uniforme de soldado. Un sexto palestino ha perdido la vida en la invisible frontera entre Israel y Cisjordania y otros dos jóvenes palestinos, un niño de nueve años y un adolescente, han sido abatidos por disparos israelíes anoche en Beitunia, cerca de Ramala.

Y los tanques israelíes han vuelto a entrar esta madrugada en Qalqilya, donde se han producido intercambios de disparos, según han informado testigos presenciales. El Ejército se había retirado de la ciudad cisjordana hace una semana, después de que EE UU exigiera el fin de la ofensiva en Cisjordania, y horas antes de la visita de Powell.

También han proseguido los tiroteos en los alrededores de la Basílica de la Natividad de Belén, aunque no se habla de víctimas ni de daños al recinto, donde se permanecen refugiados unos 200 palestinos bajo el asedio israelí.