Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIBERTAD DURADERA

Londres apoya a EE UU al no considerar como prisioneros de guerra a los detenidos en Guantánamo

Al menos siete ciudadanos franceses se encuentran en la base militar norteamericana según ha informado 'Le Figaro'

Downing Street ha decidido apoyar la decisión de Estados Unidos de no considerar a los detenidos transferidos de Afganistán a la base americana de Guantánamo (Cuba) como prisioneros de guerra, sino como combatientes ilegales.

"Estados Unidos es el país mejor situado para tomar una decisión al respecto y nosotros apoyamos lo que digan", ha declarado un portavoz de Downing Street.

Poco antes, el secretario norteamericano de Defensa, Donald Rumsfeld, había apuntado, con motivo de una visita al campo de detención instalado en la base naval americana, que los detenidos eran "un grupo de terroristas talibán y de Al Qaeda" y combatientes ilegales.

Rumsfeld ha explicado que existe una definición de lo que es un combatiente ilegal. "Hay cuatro o cinco criterios y las características de los individuos capturados hace que se les pueda considerar como combatientes ilegales"

Siete talibanes franceses

El diario parisino Le Figaro ha revelado que al menos siete talibanes franceses se encuentran recluidos en la base militar Guantánamo, a donde las autoridades galas mandaron el fin de semana una delegación oficial.

El Gobierno francés estaría informado desde hace más de una semana según informa el rotativo francés, y Estados Unidos habría comunicado la identidad de las siete personas detenidas. Además, precisa Le Figaro, los siete talibanes han nacido en Francia y residían en la periferia de París, en Lille y en Marsella.

En Guantánamo se encuentran 158 presuntos talibanes o miembros de Al Qaeda de 25 nacionalidades diferentes que no han sido precisadas por las autoridades norteamericanas.

Los interrogatorios deben continuar

"Como ha dicho Estados Unidos, los interrogatorios de estos individuos deben continuar. Evidentemente, debemos analizar las condiciones de su detención", ha explicado el portavoz del Gobierno británico.

Asimismo, preguntado por la circulación de un vídeo utilizado como material de reclutamiento para la red de Osama Bin Laden, el portavoz ha asegurado que los servicios de seguridad británicos "estaban alerta" en cuanto a la seguridad de Reino Unido.

Este supuesto documento, producido por un grupo extremista argelino apoyado por Bin Laden, muestra a extremistas islámicos matando y mutilando a infieles y circula por las mezquitas británicas, según The Observer, que anunció que alguno de sus periodistas habían tenido acceso a él.