Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN ORIENTE PRÓXIMO

Yihad Islámica se suma Hamás y rompe la tregua preconizada por Arafat

Israel responde al asesinato de cuatro militares con una incursión en Rafah

Las dos semanas de calma que han seguido al llamamiento al alto el fuego del líder palestino Yasir Arafat han sido un espejismo. El grupo terrorista Yihad islámica ha anunciado hoy en un comunicado difundido por la cadena de televisión de Qatar Al Jazira que, al igual que hiciera ayer Hamas, rompe la tregua.

El brazo armado de la organización terrorista, las Brigadas de Al-Qods, precisa en este comunicado que "no tienen ningún acuerdo o coopeación de ningún tipo con la Autoridad Palestina en lo que se refiere a un alto el fuego con Israel".

El movimiento se compromete por tanto a "proseguir con la Yihad (guerra santa) y la resitencia" y llama a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que dirige Arafat a que ponga fin a sus "medidas represivas" contra sus militantes, según el comunicado.

Responsables de la Yihad habían anunciado el pasado 25 de diciembre que el movimiento había decidido respetar el llamamiento lanzado por Arafat el 16 de diciembre a un cese de todas las operaciones armadas contra Israel.

Casas destruidas

El anuncio llega sólo 24 horas después de que otro de los grupos terroristas que se sumaron a la tregua, el Movimiento de Resistencia Islámica Hamás, rompiera el alto el fuego con el asalto a un asentamiento en la franja de Gaza, cerca de Rafah que dejó seis muertos. Entre los fallecidos se encontraban un mayor y tres suboficiales de una unidad de militares beduinos del Ejército israelí.

El ataque, que rompió dos semanas de relativa calma en la región, ha obtenido hoy mismo respuesta del Ejército de Israel. Esta madrugada, fuerzas militares han destruido más de 30 casas e instalaciones en el Bloque O del campo de refugiados de la ciudad de Rafah, según han informado fuentes de seguridad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Las autoridades israelíes aseguran que las instalaciones destruidas servían de escondite a activistas palestinos que atacan a las fuerzas militares que operan en esa zona fronteriza. En la operación han participado más de diez carros de combate y dos excavadoras

La zona atacada está frente a la base fortificada de Termit, en la frontera de la franja de Gaza con el desierto de Sinaí, territorio de Egipto bajo control israelí.

Independentistas palestinos han intentado impedir la ofensiva de los carros de combate israelíes con fuego de fusiles automáticos y granadas de mano, según esas fuentes. No se ha informado de víctimas en ningún bando.

¿Quién controla la zona?

Fuentes castrenses de Israel han señalado que las operaciones se han llevado a cabo en un sitio que, conforme a los acuerdos de Oslo (1993) entre ese país y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), es una "zona de instalaciones militares" bajo su exclusivo control.

Sin embargo, Gobierno palestino afirma que el territorio en el que operaron los carros de combate y las excavadoras pertenece a la zona A, bajo su dominio.

Entre las viviendas destruidas figuran las de los dos comandos de Hamás, uno de ellos también miembro de la Policía Naval de la ANP, según han informado fuentes de la seguridad palestina.

Antes de la operación, en el campo de refugiados adyacente a la ciudad de Rafah el Ejército israelí había ocupado instalaciones de la Policía Naval en Rafah y en la localidad vecina de Jan Iunes, en el sur de la franja de Gaza.