Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA ZONA DEL CONFLICTO

Uzbekistán reabre tras cinco años un paso clave para la llegada de ayuda a Afganistán

El Puente de la Amistad estaba cerrado por problemas de seguridad

El secretario de Estado de EE UU, Colin Powell, y el presidente uzbeko, Islam Karimov, han tomado hoy una decisión clave para paliar las penurias del pueblo afgano: la reapertura del llamado Puente de la Amistad, situado junto a la ciudad fronteriza de Termez. La medida facilitará la llegada de ayuda humanitaria al país, cuya penuria se ha visto agravada por el conflicto bélico de los últimos meses.

La apertura, en todo caso, dependerá de la revisión técnica a la que hoy será sometida la estructura, ya que Uzbekistán ha manifestado en los últimos días sus dudas sobre la solidez del puente. Para esta revisión se han desplazado al lugar un equipo de ingenieros militares estadounidenses.

La carretera que desde el norte atraviesa el Puente de la Amistad es la mejor ruta para los convoyes humanitarios que se dirigen a Afganistán desde el norte, pero el Gobierno uzbeko se había negado a abrirlo sin las adecuadas garantías de seguridad.

Uzbekistán cerró el paso hace cinco años para aislarse de los violentos combates que comenzaron a sacudir el norte de Afganistán coincidiendo con la toma del poder de los talibanes en Kabul. Además, el Gobierno de Tachkent temía que por el puente se infiltraran al país grupos islamistas.