Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VEREDICTO: NO CULPABLE

Joaquín José Martínez sale de prisión después de tres años en el 'corredor de la muerte'

"Es el primer día de mi nueva vida", ha declarado el español tras abandonar la prisión de Orient Road de Tampa sobre las 17.30 hora peninsular española

Arropado por sus padres Joaquín y Sara Martínez, y por el cónsul español en Miami, Javier Vallaure, Martínez ha abandonado la prisión de Orient Road. Afuera se encontraban numerosos periodistas españoles y equipos de televisión y radio que han trasmitido en directo a España la esperada salida de Martínez. "Este el el primer día de mi nueva vida". Con estas palabras y visiblemente emocionado, Martínez ha agradecido a sus abogados y familiares todas las muestras de apoyo que ha recibido.

Más de quince equipos de cámaras de televisión y radio han esperado a Martínez fuera de la prisión, transmitiendo en directo a España la incidencia de un español que ha podido salir del corredor de la muerte y ser declarado totalmente inocente.

Preguntado por los periodistas qué va a hacer ahora,Martínez ha contestado que sus intenciones eran establecerse en España con sus padres y aprovechar "cada segundo de esta nueva vida".

Joaquín José ha revelado que la pasada noche no pudo dormir ya que se despertaba a cada momento, y que solamente las cajas embaladas le recordaban que no estaba soñando, que pronto iba a salir de esa prisión.

A partir del momento de su salida Martínez se ha quedado bajo la protección consular española y estará así mientras no salga de Estados Unidos.

Había temores entre los familiares de Martínez de que su ex esposa le podría haber presentado unos documentos para reclamarle judicialmente una manutención alimenticia para sus dos hijas, lo que pudiera haber retrasado su salida del país.

Tras su divorcio de Millian, Martínez estaba obligado a pasar una pensión de 800 dólares a su ex esposa, cosa que no ha podido hacer durante los últimos cinco años que ha estado en la cárcel, por no tener ingresos.

"Esta es una entrega consular, por lo que una vez que esté bajo mi custodia tendrá toda la protección que yo le pueda ofrecer", ha explicado.

Además a Joaquín José se le entregará un pasaporte con el que pueda salir del país y llegar "documentado" a España. "Había pensado darle un salvoconducto, pero he hablado con el Ministerio de Asuntos Exteriores esta mañana y le haré un pasaporte", ha apuntado.

Por su parte, el padre de Martínez, ha explicado que la salida de su hijo será "probablemente el domingo" y que lo precipitado del viaje a España se debe a "la posible presión policial que pueda haber en las próximas horas contra Martínez".

"Raben llevará el caso de mi hijo"

La puesta en libertad de Jose Joaquín Martínez ha provocado que el padre de Pablo Ibar, Cándido Ibar, encargue la defensa de su hijo al abogado Peter Raben. "Hemos hablado con él y hemos quedado en hablar en un par de semanas", pero salvo que suceda algo de última hora "llevará el caso de mi hijo", ha subrayado Ibar.

Pablo Ibar, sobrino del boxeador vasco José Manuel Ibar Urtain, se encuentra en el corredor de la muerte de la prisión del estado de Florida, situada en Starke (noreste del estado) desde hace más de cinco meses acusado de haber asesinado en 1994 a tres jóvenes aspirantes a modelos en la casa del propietario de un local after hours y amigo del ex jugador de fútbol americano O.J. Simpson.

Ibar, hijo de padre español y madre cubano americana, ya ha solicitado la nacionalidad española, un trámite que se inició hace un mes y que se resolverá en unos meses, según explicó el consulado español en Miami. Cándido Ibar sabe que le espera un camino difícil para conseguir que su hijo salga del corredor de la muerte, pero dice que existen argumentos y fallos "para que el gran jurado nos de la oportunidad".

"Uno no puede nunca garantizar nada", pero, confío-ha reiterado- en los fallos registrados en el proceso y en el trabajo del abogado Raben.

Ibar sabe que necesitan dinero y que a partir de ahora tendrán que llevar una cruzada como la que han dirigido los padres de Joaquín José por toda España. "Raben no es un abogado que sólo busque el dinero. Está muy interesado en llevar el caso de Pablo y nosotros ahora mucho más", ha subrayado Ibar.

El padre de Pablo Ibar ha añadido que nada más conocerse el fallo fue a abrazar a los padres, a pesar de la montaña de personas y periodistas que se les echaron encima, y le dio un abrazo a Joaquín Martínez, quién "me dijo no me olvidaré de tí y estaré contigo" de ahora en adelante.

En cuanto al apoyo recibido por parte del Gobierno español, Ibar ha manifestado que los senadores que estuvieron presentes en el juicio de Martínez la semana pasada pasaron antes por la prisión del estado para visitar a su hijo y para conocer de primera mano su caso.

Más información