Mitch Buchannan te lo vende

Calzoncillos, un automóvil Kitt o una inquietante figura de plástico: estos son los objetos más extraños que va a subastar David Hasselhoff

El popular actor ha puesto a la venta un centenar de recuerdos personales que abarcan desde ropa interior a juguetes o fotos firmadas. Lotes para todos los bolsillos, parte de cuya recaudación irá a fines benéficos.

Entre los objetos a subasta se encuentra una "foto sexy" (es literal) de David Hasselhoff en su juventud.
Entre los objetos a subasta se encuentra una "foto sexy" (es literal) de David Hasselhoff en su juventud.liveauctioneers.com

David Hasselhoff ha decidido subastar un centenar de objetos personales acumulados a lo largo de cuarenta años de vida y profesión. Vestuario de series como Los vigilantes de la playa, guiones, fotografías, juguetes con su imagen y otras piezas de memorabilia relacionadas con sus películas o su carrera musical, incluido un automóvil Kitt. Este Pontiac Firebird Trans Am modificado que fue utilizado para rodar El coche fantástico es, sin lugar a dudas, la estrella de la subasta. Además, si el automóvil supera en un 25% el precio estimado de remate, David Hasselhoff se ha comprometido a entregar personalmente el vehículo, algo hasta cierto modo comprensible porque, a diferencia del de la serie, este Kitt ni habla ni conduce solo.

Para participar en la subasta solo es necesario registrarse en LiveAuctioneers.com y enviar la puja a través de la web. No obstante, el momento álgido llegará el 23 de enero, cuando se abrirá la posibilidad de realizar pujas online a tiempo real. En el caso de Kitt, cuyo precio de salida se estableció entre los 175.000 y los 300.000 dólares (alrededor de 141.000 y 240.000 euros), ya se ha superado el millón de euros (unos 800.000 euros), por lo que, si todo sigue así, finalmente será entregado en mano al comprador por Hasselhoff, que ha anunciado que utilizará parte de los beneficios que obtenga con la subasta para financiar algunas obras de caridad con las que colabora habitualmente.

Si bien Kitt parece inalcanzable para cualquier ciudadano medio, en el momento de escribir estas líneas todavía es posible encontrar lotes cuyas pujas rondan los 30, 40 o 50 dólares que, al cambio, son alrededor de 24, 30 y 40 euros. Por ejemplo, una “fotografía sexy de Hoff en los inicios de su carrera”, un lote de tres revistas alemanas con el actor en la portada o un cartel de una gira que Hasselhoff y Kitt hicieron por Portugal en la época de mayor éxito de El coche fantástico, serie que en el país vecino se llamó O Justiciero.

Para aquellos que aún duden de que la subasta de objetos personales de David Hasselhoff es una de las cosas más bizarras y tróspidas de 2021 —con permiso del hombre vestido de guerrero sioux en el asalto al Capitolio de Estados Unidos—, a continuación hemos seleccionado los mejores lotes.

Reproducción de David Hasselhoff utilizada en la película de Bob Esponja

En 2004 se estrenó Bob Esponja: La película. En ella, el simpático personaje y su inseparable amigo Patricio no tardaban en meterse en líos, hasta el punto de viajar fuera de Fondo de Bikini. Para poder regresar a su casa, David Hasselhoff, caracterizado como un vigilante de la playa, se ofrecía a echarles una mano. Para rodar algunas de las escenas se utilizó una réplica del actor realizada en material plástico, que es lo que actualmente se subasta. El precio de salida es de 100.000 dólares (unos 80.000 euros) y aunque se estima que alcanzará los 750.000 / 1.500.000 (60.000/1.200.000 euros), aún no ha pujado nadie. Es su oportunidad.

Una cazadora de cuero plateada.

Durante su gira de conciertos de 1990, David Hasselhoff actuó en uno de los parques Disney. Para la ocasión se vistió con una chupa de cuero plateada, que ahora sale a subasta con la firma del artista en la espalda de la prenda. El precio de salida fue de 300 dólares (240 euros) y ya ha alcanzado los 550 (445 euros), que era el precio máximo estimado para su remate, por lo que, posiblemente, siga subiendo. Para los que prefieran las prendas deportivas, también está a la venta una chaqueta Adidas realizada para la gira de conciertos Dreams come true y cuyo precio estimado de 150 dólares (120 euros) ya se ha duplicado. Para poder hacerse con ella, la puja debe de ser ahora de, al menos, 400 dólares (325 euros).

Calzoncillos de Australian Idol

Durante los años 2006 y 2009, David Hasselhoff participó como jurado del programa de talentos America’s Got Talent. En 2011, jugó el mismo papel en la versión británica del mismo espacio y, en 2015, el actor y cantante participó en el otro gran programa de talentos de la televisión estadounidense, American Idol. En esa ocasión no hizo de jurado sino que interpretó en directo un mezcladito de canciones de los ochenta, entre las que se encontraban Crazy Little Thing Called Love de Queen, Walking On Sunshine de Katrina and the Waves, Never Give You Up de Rick Astley, Do You Really Want To Hurt Me de Culture Club y Let’s Dance de Bowie. Lo que no acaba de quedar claro es la vinculación de Hasselhoff con Australian Idol y por qué entre los lotes a subasta esta un par de calzoncillos con el logotipo del programa, firmados por el artista, enmarcados y con una curiosa instrucción para los que no sepan cómo funciona esta prenda: «esta parte hacia abajo». El precio estimado de venta está entre los 250/400 dólares (200 / 350 euros) y, por ahora, las pujas han llegado a 175 dólares (unos 150 euros).

Un jersey navideño

Que hayan acabado las festividades navideñas no es excusa para no hacerse con este jersey con el rostro de Hasselhoff tocado con un gorro de Papá Noel y la leyenda «Merry Hoffmas». La prenda resulta tan original, que el precio estimado de venta de 300 dólares (unos 250 euros) ya ha sido rebasado. Si continúa esta tendencia, en los próximos días aumentará su valor, pues el jersey provoca una extraña atracción que invita a lucirlo hasta en verano.

Cuadros realizados por sus fans

En la misma tendencia estética que el jersey navideño destacan los lotes de fan art: cuadros y dibujos realizados por los fans con Hasselhoff y su universo artístico como tema de inspiración. Piezas realizadas con mayor o menor pericia, pero que son toda una demostración de devoción por la estrella que, para aumentar su valor, no ha dudado en firmarlas personalmente.

Un juego de mesa de El coche fantástico (al que le faltan piezas)

Entre los juguetes que se subastan hay muñecos de Los vigilantes de la playa, coches en miniatura de KITT y, el que nos ocupa, un juego de mesa sobre El coche fantástico editado por Parker Brothers. La caja está firmada por Hasselhoff, que advierte a los interesados que faltan piezas, prueba inequívoca de que se ha jugado mucho con él y de que David es un poco desastre con el orden doméstico. El precio de salida era de 80 dólares (65 euros), el estimado de venta entre 300 y 400 (250/320 euros) y, por el momento, las pujas están en 125 dólares (100 euros).

El guión de Donnie Darko (de verdad)

Entre los lotes a subasta se encuentran varios guiones de Los vigilantes de la playa, firmados por el artista con precios que rondan entre los 150 y 225 dólares (120 y 180 euros), y el guion de Donnie Darko, también autografiado. Lo más curioso es que Hasselhoff no participó en esta película, ya que rechazó el papel del pederasta Jim Cunningham que, finalmente, fue interpretado por Patrick Swayze. El guion de Donnie Darko está tasado en 150 dólares (120 euros), de los que ya se han conseguido 125 (unos 100 euros). Puestos a subastar rarezas, tampoco hubiera estado mal que Hasselhoff hubiera puesto a la venta el guion de la película española Fuga de cerebros, en la que hacia una pequeña intervención.

Un almuerzo con el propio David Hasselhoff

Aquellos que prefieran las experiencias a los bienes materiales tienen la oportunidad de conocer en persona a David Hasselhoff y almorzar con la estrella. Un capricho disponible a través de esta subasta y que se espera alcance un precio de remate de 20.000 dólares (16.000 euros). En el momento de escribir estas líneas, las pujas solo han alcanzado los 8500 (6800 euros), posiblemente porque los gastos de desplazamiento a Los Ángeles para la cita corren por cuenta del ganador y porque, con el coronavirus, el tema de los viajes está complicado.

Un Hasselhoff de cartón a tamaño real

Los que no puedan costearse ese almuerzo con el actor, tienen la oportunidad de llevarse al actor a su propia casa, al menos en una réplica en cartón a tamaño natural firmado por él mismo. Un apuesto Hasselhoff ataviado con el uniforme de Los vigilantes de la playa que hace compañía, no envejece y, por ahora, solo ronda los 325 dólares (unos 260 euros).

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información

Lo más visto en...

Top 50