Opinión

Convenir

La corrección del tiro que se atisba tras la marcha atrás de algunas decisiones debería llevarnos a descartar la reforma del aborto tal y como está planteada