El crédito al sector privado cae al nivel de 2006 después de tres años de recortes

La deuda de familias y empresas equivale al 181% del PIB al cierre de 2013

Billetes de euro, en un banco en Suiza.
Billetes de euro, en un banco en Suiza.EFE

Desde 2010, la economía española vive con una ración de crédito cada vez menor. Lo que los mercados dieron (préstamo fácil y barato), los mercados quitaron: las nuevas condiciones financieras, mucho más duras, hicieron insostenible el nivel de deuda de muchas empresas y familias españolas. En estos tres últimos años, ese ajuste forzoso, con implicaciones notables en la actividad económica —sin préstamo, la inversión y el consumo flojean—, ha empequeñecido el volumen de créditos concedidos al sector privado hasta niveles de 2006. Y no hay indicios de que el ajuste vaya a quedarse ahí.

Según los datos distribuidos este lunes por el Banco de España, las entidades de crédito, españolas y extranjeras, tenían concedidos en diciembre de 2013 préstamos por 1,86 billones de euros a empresas y familias españolas, un 5,6% menos que en 2012. El saldo de crédito vivo en el sector privado (excluido el endeudamiento de la propia banca) equivale al 181% del PIB, una proporción ligeramente inferior a la que se registraba a finales de 2006. El ajuste desde el cierre de 2010, cuando el volumen de préstamo a hogares y compañías no financieras rondaba el 211%, es de más de 340.000 millones.

La caída del crédito en estos tres años ha sido mucho más acusada en las empresas que en las familias. El préstamo concedido a compañías no financieras descendió en diciembre de 2013 hasta los 1,07 billones (104,6%) del PIB, cuando a finales de 2010 el saldo vivo ascendía a 1,3 billones (124,6%). En cuanto al préstamo a hogares, más estable por el peso del crédito a largo plazo para financiar la compra de viviendas, ha pasado de rozar los 900.000 millones (un 86% del PIB) a contraerse hasta los 787.000 millones de euros al cierre de 2013 (el 76,7% del PIB).

Fuente: Banco de España.
Fuente: Banco de España.EL PAÍS

El ritmo de caída del saldo de crédito se ha atemperado en los últimos meses, al frenar el ajuste en la financiación a las empresas. Así, el descenso anual del volumen de préstamo registrado en diciembre, un 6%, es el menor desde noviembre de 2012. Lo mismo ocurre si se utiliza la metodología del Banco de España, que corrige ese saldo por ajustes en el tipo de cambio y saneamientos en las carteras de créditos en las entidades: con este sistema de flujo efectivo, la caída del crédito a empresas en diciembre se limita al 4,8%, también la menor tasa anual desde otoño de 2012.

El préstamo nuevo a compañías crece un 7% en diciembre respecto a 2012

Sin embargo, y tras un inusual repunte mensual en el dato de noviembre, el volumen de préstamo concedido a los hogares cae a mayor velocidad que en los últimos meses: la comparación bruta arroja un descenso del 5,6% en diciembre, el recorte anual del crédito a familias más significativo de la serie estadística. Con la metodología del Banco de España, la caída anual es del 4,5%, también la más acusada de la crisis.

La moderación del ritmo de caída del crédito a empresas tiene, al menos, dos explicaciones: a diferencia de lo que ocurre con las entidades financieras españolas, la banca extranjera ha empezado a aumentar el préstamo a las empresas españolas. En diciembre, el crédito concedido por entidades del exterior ascendía a 342.000 millones, un 4,5% más que al cierre de 2012.

Además, los datos del Banco de España revelan que el volumen de las operaciones nuevas de préstamo a empresas vuelve a crecer: en diciembre se concedieron 43.853 millones en nuevos créditos a las compañías, un 7,13% más que en el mismo mes de 2012. Aún en 2009, con la crisis encima, era habitual que esas nuevas operaciones sumaran más de 75.000 millones al mes.

En el conjunto de 2013, el volumen de nuevas operaciones de financiación a sociedades no financieras es todavía inferior al acumulado en los 12 meses de 2012 (392.000 millones frente a 484.000 millones), aunque los expertos de entidades financieras como el servicio de estudios del BBVA confían en que este año la nueva financiación sea superior a la de 2013.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS