Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Liceo despide a 22 trabajadores en un mes para rebajar costes

Desde el comité de empresa dicen que es "un ERE encubierto"

El Gran Teatro del Liceo ha despedido en las últimas semanas a 22 trabajadores principalmente de los departamentos de administración, mantenimiento y dos del área técnica del escenario. 18 de ellos han sido despedidos desde el martes de la semana pasada y otros cuatro –alguno de ellos con cargo de responsabilidad- a lo largo del mes de enero. Un portavoz del comité de empresa ha indicado hoy que el nuevo director general dela institución, Roger Guasch, no les aclaró en una reunión mantenida la semana pasada qué medidas concretas de ajuste de costes de plantilla iba a tomar. “Lo hemos visto a medida que les iban llamando”, puntualizaban desde el comité que consideran que se trata de un “ERE encubierto”. Los trabajadores del Liceo mantendrán una asamblea el próximo sábado para discutir la situación y las eventuales medidas a tomar, como la impugnación de los despidos. De los 22, uno es una prejubilación y otros tres bajas incentivadas.

Además de los despidos, la dirección ha planteado a seis trabajadores la rebaja de categoría y de salario para evitar la mayor: quedarse sin trabajo. Fuentes del Liceo aseguraron que con este ajuste daban por zanjada la primera fase del plan de viabilidad económica al que le seguirá ahora otras medidas, como la negociación de los créditos bancarios, optimizar los costes y la negociación con los proveedores. No está claro si habrá una segunda oleada de despidos: “Se quiere optimizar al máximo los resultados e incrementar los ingresos con más actividad y buscando más mecenazgo”, decían portavoces de la dirección.

De la presentación del plan de viabilidad que hizo el nuevo director general hace dos semanas ya se deducía que el capítulo de personal iba a ser uno de los que sufriría importantes ajustes. Guasch precisó entonces que el objetivo era “salvaguardar al máximo el número de puestos de trabajo” aunque también subrayó que había puestos de trabajo sobredimensionados para la actividad del Liceo que desde el 2007 ha caído un 40%. Mientras eso pasaba, las áreas de administración, mercadotecnia y comunicación apenas se habían reducido desde que empezó la crisis, al pasar de 159 a 152 trabajadores en esos años, mientras que el número de empleados de la orquesta, coro y técnicos de escenario ha bajado de 249 a 198.

Pese a que fuentes del Liceo no quisieron ayer precisar cuál era el marco del “ajuste” de plantilla, el plan de viabilidad preveía la disminución del capítulo de personal en cuatro millones de euros en tres años. “De momento, a los trabajadores nos parece que es el panorama ideal para desmantelar algunos de los servicios del teatro y externalizarlos que es una manera de empezar a privatizarlo”, subrayaba un portavoz del comité. Las finanzas del Liceo han llegado a un punto de asfixia en los últimos dos años por el efecto combinado del descenso de espectadores por las crisis, la bajada de las subvenciones públicas y el endeudamiento bancario que se ha disparado para hacer frente al pago de salarios y los compromisos ya adquiridos. Los números rojos en este momento se acercan a los 16 millones de euros.

Más información