Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSdeG pide bajar los gastos de la Cámara para evitar recortar escaños

Besteiro ha planteado también la creación de un registro de participación ciudadana

El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, y el portavoz parlamentario de los socialistas, José Luis Méndez Romeu, han presentando un documento para "la regeneración democrática y la mejora de la representación política" en Galicia en el que abogan por reducir gastos de funcionamiento en la Cámara y por impulsar un código contra la corrupción.

En ningún punto del texto, facilitado a los medios este lunes en rueda de prensa, se hace referencia a la posibilidad de reducir el número de diputados en el Pazo do Hórreo, cuestión innegociable para el PP. Lo que sí pide el PSdeG es "regular la mayoría cualificada de tres quintos de la Cámara para la modificación del número de diputados y su reparto provincial". Los socialistas llevarán este documento a la Xunta de Portavoces que acogerá el Pazo do Hórreo este martes y en el que los populares defenderán su inclusión para su debate en el próximo pleno de su propuesta de reforma electoral, que incluye el recorte de 75 a 61 los diputados que conforman el arco parlamentario gallego y la rebaja de diez a ocho del mínimo de escaños por provincia.

En la línea con su rechazo hacia el recorte de diputados, que comparten AGE y BNG, el PSdeG plantea ahora como alternativa la bajada de gastos mediante "reducciones del abanico salarial" de los miembros de la Cámara, las retribuciones de los cargos electos, el incremento de las cotizaciones fiscales "a la totalidad de los ingresos" y otros gastos corrientes. Besteiro ha remarcado que esta reducción permitirá ahorrar "más" que la vía que el PPdeG pone sobre la mesa y que, rebatido el argumento "económico", los populares se quedan "sin justificación".

También ha propuesto otras líneas de trabajo para "mejorar" la representación política como "listas cremallera" en alternancia de sexo, "obligación" de debates electorales en los medios públicos o la rebaja del 5 al 3 por ciento del listón para conseguir escaño. Del mismo modo y, en un contexto en el que el sumario de la 'Operación Pokémon' liga a cargos de varios partidos con supuestas irregularidades, el PSdeG demanda que el Parlamento impulse "un código ético de buen gobierno y transparencia contra la corrupción, siguiendo las recomendaciones de organismos internacionales", aunque sin concretar cómo se desarrollaría.

Al margen de debates, listas cremallera y rebaja del listón electoral del cinco al tres por ciento, en su apartado relativo a la reforma de la ley electoral los socialistas también proponen "hacer obligatoria" la presencia de las papeletas "únicamente" en los colegios electorales, así como la "utilización de la cabina" antes de la emisión del voto en urna. El PSdeG aboga también por "ampliar los supuestos de inelegibilidad a todas las personas que ostenten cargos de designación" en instituciones o consejos de administración del sector público, "ampliar los supuestos de incompatibilidades" a senadores o miembros de las corporaciones provinciales, así como incluir en el registro de intereses de los diputados su situación patrimonial y "los datos de las personas que conformen el núcleo familiar". Del mismo modo, los socialistas plantean reducir la "duración máxima de la campaña electoral de 21 a 15 días" y "la mínima de 15 a 10 días", además de "revisar" el coste y eficacia de los envíos postales de publicidad electoral.

Posibilitar que las iniciativas legislativas populares (ILP) puedan realizarse a través de los municipios -cuando representen un mínimo del 10 por ciento del total o cuando sean al menos diez con 30.000 electores- o rebajar de 15.000 a 10.000 las firmas de ciudadanos precisas para una propuesta de este tipo son otras dos cuestiones incluidas por el PSdeG en el documento que defenderá Méndez Romeu en la Xunta de Portavoces.

En el marco del reglamento del Parlamento, además de bajar los gastos de funcionamiento, el PSdeG aspira a "imponer" que los conselleiros deban comparecer "de no ser facilitada" la documentación que piden a sus departamentos los grupos, promover "una mayor participación ciudadana" a través de la Comisión de Peticións y que una comisión de investigación se deba activar cuando tenga "el voto favorable de una tercera parte" de la Cámara. Igualmente, se apuesta por reducir los periodos inhábiles de 90 a 40 días --del 1 al 10 de enero y el mes de agosto--, regular la posibilidad de requerir a la Xunta los "antecedentes" en los proyectos de ley, fijar la opción de pedir comparecencias en la tramitación de leyes e incrementar las comparecencias de altos cargos en las sesiones de explicación de los presupuestos.

El PSdeG pide, asimismo, establecer "sanciones económicas" a los diputados que "incumplan injustificadamente con sus obligaciones", garantizar la inclusión en los plenos de comparecencias del Gobierno pedidas por todos los grupos, regular el debate anual sobre el Estado de la Autonomía, abreviar los plazos de tramitación de las iniciativas y permitir que entidades representativas de la ciudadanía puedan "hacer preguntas directas" a la Xunta en la comisión de peticiones, con intervención de los grupos. En el marco de participación ciudadana, el documento de los socialistas incluye la propuesta de que el orden del día del Consello de la Xunta --órgano conformado por el presidente y sus conselleiros-- sea pública "con antelación a la celebración" de la reunión, así como la realización de consultas sobre "el grado de satisfacción de las políticas públicas y de la calidad de los servicios". En su listado de propuestas, los socialistas plantean también la creación de un registro de participación de la ciudadanía donde se inscriban cuantas personas o entidades estén interesadas en recibir información sobre materias específicas y promover la participación de los ciudadanos mediante "sesiones de audiencia" en asuntos de interés general, cuyos resultados "serán difundidos".

Por último, de acuerdo con lo que ya había anunciado y la voluntad de que se materialice "una propuesta de consenso", el PSdeG insiste en la creación de una comisión no permanente en la Cámara, de estudio de la reforma electoral y para la regeneración democrática. "Creemos que las posibles reformas o cambios no deben ser fruto de la posición hegemónica de uno o varios grupos", argumentan los socialistas.

Más información