Reportaje:FAYÓN | VIAJE POR EL EBRO (8)

LA NOCHE QUE ABANDONARON FAYÓN

Después de que la Guardia Civil sacara a punta de pistola a los 50 últimos habitantes, el pueblo no fue dinamitado por dinero. Por su falta. El campanario no es un recuerdo, sino un ojo vacío, restaurado por las aguas