_
_
_
_
_

La fundación del príncipe Enrique y Meghan Markle sale de la lista de morosos de California

La fiscalía general del Estado ha confirmado que Archewell ha regularizado la situación de sus pagos dos días después de que se hiciera público que había sido declarada morosa “por no presentar los informes anuales requeridos y/o las tarifas de renovación”

La fundación del príncipe Enrique y Meghan Markle sale de la lista de morosos de California
LAGOS, NIGERIA - MAY 12: (EDITORIAL USE ONLY) Prince Harry, Duke of Sussex and Meghan, Duchess of Sussex visit Giants of Africa at Ilupeju Senior Grammar School on May 12, 2024 in Lagos, Nigeria. (Photo by Andrew Esiebo/Getty Images for The Archewell Foundation)Andrew Esiebo (Getty Images for The Archewell F)

La fundación benéfica Archewell, que dirigen Enrique de Inglaterra (Londres, 39 años) y su esposa, Meghan Markle (California, 42 años), ha salido de la lista de morosos de California, según ha indicado este martes 14 de mayo el diario estadounidense Los Angeles Times y han confirmado también otros medios estadounidenses, como People o Page Six. La fiscalía general del Estado ha confirmado que la institución regularizó su situación dos días después de conocerse la entrada de la fundación en dicha lista. Así que, tal y como confiaban los portavoces oficiosos del matrimonio el pasado lunes, en menos de una semana ha quedado resuelta una situación que obligaba a la organización prácticamente a cesar toda su actividad hasta que no se solucionara. “Después de estar en contacto con nuestro Registro de Organizaciones Benéficas y Recaudadores de Fondos, la organización está al día y en buen estado”, ha confirmado la Oficina del Fiscal General de California en un comunicado.

La noticia de que había sido declarada morosa fue publicada este 13 de mayo por la revista People. Según el documento al que tuvo acceso, Archewell entró en la lista de morosos del Registro de Organizaciones Benéficas y Recaudadores de Fondos de California “por no presentar los informes anuales requeridos y/o las tarifas de renovación”. Una organización que figura como morosa, según ese texto, “no está al día y tiene prohibido participar en actividades para las cuales se requiere registro, incluida la solicitud o el desembolso de fondos caritativos”. Bajo ese criterio, una institución también puede estar sujeta a sanciones y su registro puede ser suspendido o revocado hasta que no pague lo que debe. “Una vez que presente el registro o registros morosos, se le notificará el importe de las tasas de demora que adeuda”, advertía la nota.

El fiscal general de California, Rob Bonta, emitió el aviso de morosidad el pasado 3 de mayo. Fuentes cercanas a Archewell indicaron entonces, según People, que se trataba de un problema administrativo, porque el cheque había sido enviado, pero no había llegado a tiempo. Al final decidieron mandar uno nuevo por correo, con el que se esperaba que el asunto se solucionara. Esperaban que la situación se solucionara en un máximo de siete días hábiles, y al final solo han hecho falta dos. “Hemos investigado diligentemente la situación y podemos confirmar que la Fundación Archewell sigue cumpliendo plenamente y en buen estado. Los pagos adeudados se realizaron con prontitud y de acuerdo con los procesos y procedimientos del IRS. Además, toda la documentación necesaria había sido presentada por la fundación sin errores ni irregularidades”, ha confirmado un portavoz de la fundación a People y Page Six. Este último medio apunta a que la cantidad a deber de la fundación era de 200 dólares.

La Fundación Archewell es una organización sin fines de lucro registrada en California y creada por el príncipe Enrique y Meghan Markle después de que abandonaran sus funciones dentro de la familia real británica y se establecieran en Estados Unidos en 2020. Su página web indica que su propósito principal es “simple: personarse, hacer el bien”. “Afrontamos el momento personándonos, tomando medidas y utilizando nuestra incomparable atención para elevar y unir a las comunidades, locales y globales, a través de actos de servicio y compasión”, se define.

El primer año completo de vida de la fundación fue un éxito. En 2021 lograron recaudar más de 13 millones de dólares; de esos, ocho habían sido donados por un particular, aunque no se sabe quién fue. Sin embargo, en 2022 las cuentas cayeron con fuerza hasta los dos millones de dólares, con donaciones realizadas por tan solo dos personas, de quienes también se desconoce la identidad. Eso se supo a finales de 2023, como también se hizo público que la fundación había registrado un déficit en sus cuentas de 674.000 dólares. Archewell, que sigue teniendo unos activos y un flujo de caja de 8,3 millones de dólares, según sus últimas cuentas, tenía cinco empleados en 2022 —los duques de Sussex son sus directores, pero no perciben salario—. Entre ellos destaca su director ejecutivo, James Holt, exjefe de prensa de Enrique y Meghan pero también de su hermano Guillermo y de Kate, entonces duques de Cambridge, cuyo salario ha aumentado desde los 60.000 dólares (unos 55.400 euros) que cobraba en 2021 hasta los 227.400 euros anuales que percibe ahora.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_