Archewell, la fundación de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, ha recaudado casi 12 millones de euros desde 2020

Los duques de Sussex publican el primer informe del trabajo de su organización, en el que detallan que han donado tres millones de euros para adquirir vacunas contra el coronavirus, reubicar a refugiados de Afganistán y Ucrania y repartir más de 50.000 comidas a personas en riesgo de hambruna

El príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle en la antesala de los premios WellChild, celebrados en octubre de 2019 en Londres.
El príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle en la antesala de los premios WellChild, celebrados en octubre de 2019 en Londres.Getty Images

La fundación Archewell fue creada hace ya casi tres años bajo la promesa de cambiar las cosas en el mundo. Enrique de Inglaterra y Meghan Markle comenzaron con el proyecto tras renunciar a sus títulos reales y a la financiación pública como miembros activos de la realeza británica en enero de 2020. Durante este tiempo, la ONG y también empresa ha estado trabajando con diferentes entidades para cumplir con su palabra. Archewell ha hecho público este 30 de enero su Informe de impacto 2020-2022, 24 páginas en las que se detalla en qué han invertido el dinero que han recaudado, cómo ha ido el funcionamiento y las causas con las que han colaborado.

Según señala el informe, en este tiempo Archewell ha recaudado casi 12 millones de euros, de los cuales tres han ido a parar ya a subvenciones y ayudas sociales. Concretamente, la fundación ha ayudado a adquirir 12,6 millones de vacunas contra el coronavirus, ha logrado reubicar a más de 7.400 personas de Afganistán, así como a refugiados ucranios de los que no se han dado cifras. También ha colaborado para repartir más de 50.000 comidas a personas en riesgo de hambruna y construyó un recreo para niños en Uvalde (Texas, EE UU) —donde un joven asesinó a 19 niños y dos maestras la escuela Robb, en mayo de 2022—. También ha ayudado a financiar a 13 académicos de la Universidad de Harvard para “abordar las preocupaciones más urgentes en las redes sociales” y ha desarrollado una guía para casi 4.000 personas sobre la masculinidad positiva.

Sin embargo, falta por saber qué va a pasar con los otros nueve millones recaudados. El tabloide británico Daily Mail ya ha solicitado a Archewell saber dónde ha ido a parar ese dinero del que no han dado detalles. Por el momento, no han obtenido respuesta por parte de la fundación, según han señalado. Otras voces críticas han dudado de la veracidad de los datos. Un informe de Global Citizen de 2021 —entidad con la que Enrique de Inglaterra y Meghan Markle han colaborado para la donación de las vacunas contra la covid— detallaba que la fundación de los duques de Sussex había ayudado a recaudar medio millón de euros, con los que se adquirieron 107.000 inyectables. Pero horas después de la publicación de los datos de Archewell, el cofundador de Global Citizen, Michael Sheldrick, agradeció en Twitter a la pareja su apoyo y aclaró que los 12,6 millones de vacunas habían sido un esfuerzo “colectivo del sector público y privado”.

Tras conocerse los resultados del trabajo de la fundación en sus primeros años de vida, el informe ha señalado los pilares sobre los que trabajarán en los próximos meses: construir un mundo mejor en internet —un tema sobre el que se ha expresado en más de una ocasión el príncipe Enrique—, restaurar la confianza con la información y mejorar las comunidades.

El nombre Archewell hace referencia al primer hijo de los duques de Sussex, Archie Harrison Muontbatten-Windsor. Se trata de un proyecto en el que han estado trabajando durante años y que se dio a conocer a las semanas de su renuncia oficial de la familia real británica. La idea de la organización era desarrollar una nueva forma de “lograr un cambio y complementar los esfuerzos realizados por otras fundaciones a nivel mundial”. Y el informe recién presentado reafirma la posición del príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle con las causas sociales.

Se definen como una fundación sin ánimo de lucro, pero en realidad es una combinación de organizaciones comerciales y benéficas, entre las que se incluye las empresas enfocadas en la producción de contenidos audiovisuales como Archewell Audio y Archewell Productions, con las que los duques de Sussex han firmado los contratos millonarios con Netflix y Spotify.

Aunque en las últimas semanas el matrimonio ha mantenido un perfil bajo tras la publicación de las memorias del príncipe Enrique, se ha hablado de los movimientos que se han producido dentro de la empresa y que han dejado fuera del organigrama a personas que, hasta el momento, eran imprescindibles. Uno de ellos ha sido Ben Browning, encargado de las producciones audiovisuales. Durante esta nueva etapa, se centrarán en el contenido más guionizado.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS