_
_
_
_

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin firman el divorcio

La decisión de “interrumpir su relación matrimonial” se produjo en enero de 2022, después de que se conociera la relación del exduque de Palma con Ainhoa Armentia, su compañera de trabajo en un bufete de Vitoria

Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin divorcio
Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina pasean por las calles de Vitoria en el primer permiso penitenciario del exduque de Palma, el 25 de diciembre de 2019.Óscar Ortiz / Europa Press (Europa Press)
El País

La infanta Cristina, de 58 años, e Iñaki Urdangarin, de 56, han firmado el divorcio, por lo que han puesto fin definitivamente a su relación tras 26 años de matrimonio, según ha adelantado este miércoles 24 de enero la revista ¡Hola! Los exduques de Palma, que se casaron en Barcelona el 4 de octubre de 1997, firmaron el divorcio de muto acuerdo en la capital catalana ante notario el pasado mes de diciembre, si bien no ha trascendido la fecha exacta de la firma de la disolución de su matrimonio. Según la publicación, Cristina de Borbón y Urdangarin, que no recibirá indemnización ni pensión, llegaron a un acuerdo económico para cubrir los gastos comunes de sus cuatro hijos. La propiedad de Bidart, en Francia, seguirá perteneciendo a doña Cristina (única propietaria), pero cuando sus hijos acudan a esta localidad francesa para estar con su padre, Iñaki también podrá usarla.

Fue el 24 de enero de 2022 cuando la infanta y el exdeportista hicieron pública su decisión, “de común acuerdo, de interrumpir su relación matrimonial”, tal y como anunciaron en un comunicado remitido entonces a la agencia Efe. En su nota señalaban también que el compromiso con sus cuatro hijos “permanece intacto”. Ambos son padres de Juan Valentín (24 años), Pablo Nicolás (23), Miguel (21) e Irene (18). “Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean”, terminaban el comunicado con el que anunciaban el fin de su matrimonio.

La decisión se hizo pública una semana después de que se conociera la nueva relación que mantenía el exduque de Palma. Fue la revista Lecturas quien publicaba en exclusiva en su portada unas imágenes de Urdangarin paseando de la mano con una mujer que no era la infanta Cristina. La mujer era Ainhoa Armentia, la abogada a quien conoció en el bufete de Vitoria en el que trabajaban los dos y con quien mantiene una relación desde entonces. “Estas cosas pasan y vamos a gestionarlo de la mejor manera”, confirmó Iñaki Urdangarin entonces a la revista ¡Hola!. “Es una dificultad que gestionaré con mi familia, con la máxima tranquilidad y juntos, como siempre hemos hecho. Nada más tengo que decir”, zanjó. La última vez que el matrimonio fue fotografiado fue precisamente a principios de ese mes de enero de 2022, cuando el matrimonio pasó unos días de esquí en Baqueira Beret en compañía de sus hijos.

La Ley de Jurisdicción Voluntaria, que entró en vigor en julio de 2015, permite a los que deseen deshacer su matrimonio acudir al notario y pagar por ello, tal y como habrían hecho la infanta y Urdangarin. Los jueces solo pueden ser sustituidos cuando la separación sea de mutuo acuerdo y no haya hijos a cargo ni personas con discapacidad en el proceso. Que es precisamente lo que ocurre en este caso, pues Irene Urdangarin y Borbón, la menor de los hijos de los exduques de Palmahijos, alcanzó la mayoría de edad el pasado 5 de junio.

¡Hola! también ha confirmado que la infanta y su ya exmarido firmaron la escritura sin la presencia de sus vástagos. La publicación asegura que los cuatro tuvieron que prestar consentimiento respecto a las medidas tomadas que afectan a sus vidas, pero la ley no exige presencia personal, por lo que se deduce que estuvieron representados por un apoderado.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin el día de su boda, el 4 de octubre de 1997 en Barcelona.
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin el día de su boda, el 4 de octubre de 1997 en Barcelona.Carsten Rehder (ZUMAPRESS.com / Cordon Press / Cordon Press)

La hija mediana del rey emérito Juan Carlos y Uradangarin se conocieron durante los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, cuando él era uno de los jugadores de la selección española de balonmano que logró el bronce y se vieron en la celebración de la medalla de oro ganada por la selección de waterpolo; les presentó Jesús Rollán, portero de los campeones. En octubre de ese año comenzaron su relación, a los ocho meses anunciaron su compromiso y el 4 de octubre de 1997 se casaron en una multitudinaria boda celebrada la catedral de Barcelona y en el palacio de Pedralbes de la capital catalana.

La infanta reside actualmente en Ginebra (Suiza), donde mantiene su residencia desde 2013, aunque viaja frecuentemente a España por motivos de trabajo ―es directora del Área Internacional de la Fundación La Caixa― o para reunirse con la familia, como en la reciente celebración del cumpleaños de su padre o de la celebración de los 60 años de la infanta Elena. Urdangarin, por su parte, obtuvo el 2 de marzo de 2022 la libertad condicional, lo que le ha permitido asentarse definitivamente en Vitoria, donde continúa su nuevo noviazgo con Ainhoa Armentia. Su condena de 5 años y 10 meses a causa de su implicación en el caso Nóos ―fue condenado por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias― finalizará en abril de este año.

La infanta, absuelta del caso, siempre apoyó y acompañó a su entonces marido durante los juicios por esta trama de corrupción, desoyendo entonces los consejos de que se divorciara. El juez imputó a Iñaki Urdangarin el 29 de diciembre de 2011, pero dos semanas antes el duque ya fue apartado de la vida oficial de la Familia Real como consecuencia de la investigación a la que estaba siendo sometido por sus negocios. La Zarzuela tildó su conducta de poco “ejemplar”.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_