_
_
_
_
_

Diez años no son nada para ICON

Samantha Hudson, Ozuna, Ana Rujas, Jon Kortajarena y Alberto García-Alix han sido los galardonados en la gran noche de la revista masculina de EL PAÍS, que este año celebra, además, su décimo aniversario

Foto de familia de los premios ICON, celebrados este 14 de noviembre en el palacio de Santa Coloma, sede del consulado italiano en Madrid.Foto: SANTI BURGOS | Vídeo: El País

¿Puede usted recordar dónde estaba hace exactamente 10 años? ¿Se parecía su vida de entonces a su vida de ahora? ¿Tenía el mismo trabajo, la misma pareja y los mismos amigos? ¿Los mismos referentes? O mejor todavía, ¿puede recordar qué pensaba usted hace 10 años sobre temas tan dispares como, por ejemplo, la moda, el cambio climático, las redes sociales o el feminismo? A esta reflexión ha invitado la última edición de los premios de ICON, la revista masculina de EL PAÍS, que esta noche de martes se han celebrado en Madrid con doble motivo, ya que también es el décimo aniversario de la cabecera. “Hace 10 años nos pusimos a hacer una revista para hombres y no sabíamos que enseguida iban a llegar Instagram, el #MeToo, las plataformas audiovisuales, la revolución queer, la explosión de la moda masculina o la música urbana”, apuntaba Daniel García, el director, en su discurso. “Hemos cambiado mucho y hemos cambiado con el mundo. Que es más diverso y más difícil, más rico, pero más complejo”.

Hace una década, quizás usted tampoco conocería a algunas de las personas del mundo de la música, el cine, la arquitectura, la crítica cultural o el arte que a día de hoy representan mejor que nadie el espíritu de España, como la inclasificable artista Samantha Hudson, el músico Ozuna o la actriz y guionista Ana Rujas. Sí le resultaría familiar el rostro de uno de nuestros modelos masculinos españoles más internacionales, Jon Kortajarena, o el trabajo del fotógrafo Alberto García-Alix, que le valió el Premio Nacional de Fotografía en 1999. Estos cinco talentos han sido galardonados durante la ceremonia. Unos premios sin categorías definidas en esta edición (simplemente Premio X Aniversario), porque lo que se buscaba era galardonar a un grupo de personas que han resignificado y definido una nueva forma de aproximarse a las disciplinas en las que despuntan. “Adoramos a los iconos. Las estrellas, los objetos, los fenómenos. El cine, la literatura, la moda, la arquitectura, el diseño, la política, el arte, la música”, sentenció García. “Que un músico recién salido de TikTok pueda ser tan interesante como uno con diez números unos. Que muchas veces las cosas que no conoces y que te desestabilizan un poco luego sean las que más te gustan. O que gestos como pintarse las uñas o cortarse el pelo puedan ser más políticos que un eslogan”.

“Entender que nuestro mundo se construye apoyando la memoria, pero fomentando el presente, es algo necesario”, dijo en su discurso de agradecimiento Ana Rujas, a quien le entregó el premio la también actriz Aitana Sánchez Gijón, segundos antes de tener unas palabras para la difícil situación de Gaza: “Que la palabra poética sea siempre capaz de sobrevivir al horror”. Igual de reivindicativa, porque ninguna otra cosa puede esperarse de ella, fue Samantha Hudson: “Quizás demasiado nivel para la poca mujer que soy”, comenzó diciendo; “Yo soy de los homosexuales de la moda pero, sobre todo, los homosexuales de la moda son míos”. Terminó el discurso casi resumiendo el espíritu de la revista: “Me siento una embajadora del underground en el mainstream y una embajadora de la otredad en la norma, así que gracias, ICON”.

Valeria Vegas ha sido la encargada de otorgarle el premio a Samantha Hudson.
Valeria Vegas ha sido la encargada de otorgarle el premio a Samantha Hudson.Santi Burgos

La fiesta ha tenido lugar en el palacio de Santa Coloma, sede del consulado italiano en Madrid, que si ya de por sí puede reivindicar por herencia el espíritu de la dolce vita tan acorde a este tipo de celebraciones. En esta ocasión, además, fue engalanado por Sara Uriarte. Artista floral, interiorista y set designer y fundadora del estudio creativo Cordero Atelier, junto con el estudio Casa Josephine, fue quien llenó de flores la fastuosa Puerta Barroca para el Museo del Prado. En esta ocasión, el espectáculo floral que vestía las barandillas del recibidor del palacio, por el que han desfilado los invitados, representaba de manera muy gráfica la evolución de la masculinidad —o la idea de esta— en esta última década: a los hombres también se les puede regalar flores.

El actor Aron Piper ha entragado el premio ICON al cantante Ozuna.
El actor Aron Piper ha entragado el premio ICON al cantante Ozuna. Santi Burgos

Los invitados empezaron a llegar al filo de las ocho. Son muchas las caras que han pasado por las páginas de la revista masculina de EL PAÍS a lo largo de este decenio y esta noche se han dado cita muchas de ellas. Pasado, presente y, sobre todo, futuro de algunas de las disciplinas que han sido foco de interés en el pequeño gran universo ICON. Actores y actrices, por ejemplo, que en 2013, con toda probabilidad, hubiesen visto las series y películas que hoy protagonizan: Aron Piper u Omar Ayuso (Élite), Omar Banana y La Dani (Te estoy amando locamente), Álvaro Mel (La fortuna), Greta Fernández (La hija de un ladrón), Anna Castillo (El olivo) o Brays Efe (Paquita Salas), en compañía de una de sus maestras y referentes, Aitana Sánchez-Gijón. Estaba Bb Trickz, rapera que este año ha irrumpido de forma fulminante en la industria, al lado de Francesc Pons, institución del diseño catalán. De la industria de la moda se ha visto al diseñador finlandés Achilles Ion Gabriel, director creativo de Camper; el modelo más cotizado de los noventa, Mark Vanderloo; la modelo Eugenia Silva o el disruptivo diseñador Alejandro Palomo. El mundo del arte ha estado representado por figuras como el ilustrador Jordi Labanda, la coreógrafa Blanca Li, el arquitecto Juan Herreros o el videoartista Filip Ćustić. Por no olvidar una serie de agitadores culturales que, hace diez años, probablemente no hubiesen encontrado su altavoz dentro del mainstream, pero que ahora remueven conciencias gracias a las nuevas plataformas de contenidos: las podcasters Lucía Lijtmaer e Isa Calderón (Deforme Semanal), la filósofa Elisabeth Duval, la escritora Valeria Vegas o la youtuber Esty Quesada.

La entrega de premios comenzaba poco después, con otro de los rostros habituales de la familia ICON como maestro de ceremonias: el ágil y sofisticado Boris Izaguirre, cómodo como en casa, porque lo estaba; “Familia, vanguardia y elegancia”, resumía el presentador sobre la cabecera. Y, tras los laureles, la fiesta. Una fiesta amenizada por la actuación de Ralphie Choo, el joven de 24 años que despunta con música urbana entretejida con el flamenco y lo experimental, y cuya corta trayectoria ya ha llamado la atención de la mismísima Rosalía. Tras él, la noche ha quedado en manos de El cuerpo del disco, dúo de DJs habitual de las fiestas de la revista, para seguir apuntalando la idea de que ICON es, ante todo, una familia. Y con el patrocinio de marcas como Mango, Nissan, Ballantine’s 10 y Artesanía Castilla-La Mancha. Diez años, en el fondo, no son nada, pero los cambios que han traído han sido muchos. Habrá que prepararse para lo que nos puedan deparar los siguientes.


Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_