‘Vogue’ demanda por cuatro millones a los raperos Drake y 21 Savage por hacer creer que salían en la revista

Los dos músicos crearon una falsa portada para promocionar su nuevo álbum y llegaron a agradecer a Anna Wintour su “cariño”. Condé Nast, la empresa editora, les denuncia por daños punitivos y exige la retirada inmediata de todo el material

Los raperos Drake y 21 Savage.
Los raperos Drake y 21 Savage.Prince Williams

A finales de octubre, los raperos Drake y 21 Savage anunciaban el lanzamiento de su esperado nuevo álbum, que llevaba por título Her Loss. Para darle más bombo a su llegada, realizaron entrevistas, participaron en podcasts y se convirtieron en portada de revista. O no. Porque para la promoción el dúo artístico, formado por el canadiense de 36 años y el londinense de 30, hizo ver que eran los protagonistas del número de octubre de la revista Vogue en su edición estadounidense. Pero todo era una estrategia de marketing para potenciar su relevancia. Algo que ahora les puede salir muy caro: Condé Nast, la compañía editora de la revista de moda más famosa del mundo, ha interpuesto una demanda contra ambos raperos. Les exigen cuatro millones de dólares (la misma cantidad en euros, al cambio actual) en concepto de daños.

No está del todo claro si Drake y Savage 21 trataban de hacer una broma obvia o si querían ir más allá y pretender hacerse pasar, al menos temporalmente, por protagonistas de Vogue. Pero llegaron a colgar la falsa portada de la publicación en sus redes sociales y la acompañaron de una frase que dejaba ver que todo era (o más bien pretendía ser) muy real. “¡Mi hermano y yo mañana en los quioscos! Gracias, Vogue y Anna Wintour por el cariño y el apoyo en este histórico momento”, aseguraba Drake, etiquetando a la propia revista. De hecho, entre otras mentiras o bromas para impulsar la promoción también estaban un (falso) concierto para la NPR, la radio pública de Estados Unidos, y una (falsa) entrevista con el presentador Howard Stern.

Tal y como publicaron algunos medios la semana pasada, en Nueva York se llegaron a distribuir una serie de ejemplares del supuesto número de Vogue, algo que hizo el equipo de relaciones públicas de Drake. Un periodista de Rolling Stone llamado Simon Vozick-Levinson logró hacerse con uno de ellos y colgó un mensaje en su cuenta de Twitter, donde decía: “Un repartidor callejero me acaba de dar una copia de esto. No es una revista de verdad, es una versión hecha con PhotoShop del número de octubre de Vogue con un montón de intervenciones promocionales de 21 y Drake. Bastante divertido”. En las cuatro imágenes de la revista que Vozick-Levinson colgó en su Twitter se veía cómo algunas de las páginas, incluso las que contenían anuncios publicitarios, habían sido intervenidas para que se viera el título del álbum o las caras de los músicos.

Sin embargo, la broma puede salirles cara. La agencia de noticias Reuters ha informado sobre la demanda, explicando que Condé Nast argumenta que la campaña promocional de los raperos tenía un gran alcance, el de los 135 millones de seguidores que ambos acumulan en sus redes sociales, y que se construyó “por completo” en un uso no autorizado por parte de la revista de sus marcas registradas, así como en falsas imágenes que aparecen en la portada. Según la demanda, ni la empresa editora ni Anna Wintour, todopoderosa directora de la revista y responsable a nivel global de contenido de todo Condé Nast, “han dado ningún tipo de apoyo” al disco de la pareja artística “de ningún tipo”.

En la demanda se habla de “daños punitivos” y de infracción de una marca registrada. De ahí que les hayan exigido, a los artistas y a sus equipos, la inmediata retirada de todo el material promocional que lleve la marca Vogue, y también el cese de la marca comercial “de inmediato”. También piden el pago de esos cuatro millones de dólares o, si no, del triple de los beneficios obtenidos por los músicos por su álbum y por la falsa revista. “Todo es falso, y nada ha sido autorizado por Condé Nast”, reza la demanda interpuesta la noche del lunes 7 de noviembre en un juzgado federal de Manhattan, Nueva York.

La editorial asegura que llevan desde el pasado 31 de octubre, cuando empezó la acción promocional, intentando hacer que la pareja de músicos retirara todas las referencias a ellos. El abogado del dúo ha rechazado dar explicaciones pero, según ha explicado el portal de famosos TMZ, siempre al día con todas las filtraciones que tienen que ver con cantantes, actores y celebrities, el equipo de Drake se ha sentido “muy sorprendido” por la reclamación.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS