La reina Margarita de Dinamarca justifica la decisión de quitar el título de príncipe a cuatro de sus nietos

“Nunca es agradable ver a tus hijos siendo maltratados así”, responde el príncipe Joaquín a la decisión de la monarca de alejarles de las obligaciones reales para que tengan una vida lo más normal posible

La reina Margarita de Dinamarca junto a su hijo el príncipe Joaquín (a la derecha), la princesa Marie y sus cuatro nietos, en la confirmación de la princesa Isabella en Dinamarca el 3 de abril de 2022.
La reina Margarita de Dinamarca junto a su hijo el príncipe Joaquín (a la derecha), la princesa Marie y sus cuatro nietos, en la confirmación de la princesa Isabella en Dinamarca el 3 de abril de 2022.Patrick van Katwijk (Getty Images)

No dejan de sucederse nuevos e importantes cambios en las familias reales europeas. El último ha sido la decisión de Margarita de Dinamarca —única monarca de Europa, con el reinado más largo del continente tras la reciente muerte de Isabel II— de retirarle el título de príncipes a cuatro de sus ocho nietos. Tal y como publicó en un comunicado el pasado miércoles, los cuatro hijos del príncipe Joaquín dejarán de tener la distinción a partir del próximo 1 de enero de 2023, pero sí mantendrán las posiciones que ocupan en la línea de sucesión.

Una decisión que no ha afectado a los hijos del heredero al trono, el príncipe Federico y primogénito de la reina Margarita. Se trata de un anuncio que se enmarca en el deseo de la monarca de que sus nietos Nicolás (de 23 años), Félix (20), Henrik (13) y Athena (10) puedan vivir una vida normal sin las obligaciones que supone tener el título de príncipe: “Con su decisión, su Majestad la Reina quiere crear un marco para que sus cuatro nietos puedan moldear sus propias vidas, sin verse limitados por las especiales consideraciones y obligaciones que implica una afiliación formal a la Casa Real como institución”, explicaba la nota difundida por la casa real danesa. Aun así, podrán seguir utilizando los títulos que ya albergan de condes y condesa de Monpezat. “Es una consideración que he tenido durante bastante tiempo y creo que será buena para ellos en su futuro. Esa es la razón”, se justificó la tarde del miércoles la reina Margarita de Dinamarca, según ha informado la revista Hello!.

El príncipe Joaquín ha respondido públicamente a la decisión de su madre en el medio danés Ekstra Bladet: “Estamos todos muy tristes. Nunca es agradable ver a tus hijos siendo maltratados así”. El hijo menor de la reina Margarita ha negado que la casa real les hubiese informado hace cuatro meses, como algunos medios daneses habían afirmado: “Me avisaron con cinco días de antelación. Escuché que dijeron que fue en mayo, pero no es correcto. Ese mes se me presentó un plan, que básicamente decía que cuando mis hijos cumplieran 25 años, sucedería. Athena cumple 11 años en enero”.

Nicolás y Félix son fruto del primer matrimonio del príncipe Joaquín con Alejandra de Frederiksborg; Henrik y Athena nacieron de su relación con su actual esposa, la princesa Marie. La familia, que no esperaba este anuncio, se encuentra sumida en el desconcierto, tal y como ha informado la exmujer del príncipe Joaquín y madre de Nicolás y Félix, Alejandra de Frederiksborg: “Todos estamos confundidos por la decisión. Estamos tristes y en estado de shock. Los niños se sienten marginados. No pueden entender por qué les están quitando su identidad”, ha indicado la condesa al medio danés Billet Bladet.

No es el primer recorte que realiza la casa real Danesa, ya en 2016 comunicó que tan solo el heredero directo al trono, el primogénito de los príncipes Federico y Mary, Christian, se beneficiaría de su puesto con una paga del Estado, mientras que sus hermanos, Isabella, Vicente y Josephine tendrían que buscar una fuente de ingresos propia pese a ser príncipes.

“La decisión de la reina está en línea con ajustes similares que otras casas reales han hecho en los últimos años”, señala el comunicado. Y es que no se trata de la primera monarquía que ha efectuado recortes en cuanto a los miembros que forman parte de la familia real en los últimos años. La reina Margarita ha querido seguir los pasos de otras monarquías europeas. Tras su coronación como rey en 2014, Felipe VI decidió limitar los miembros de la Familia Real española, que quedó limitada a los Reyes, sus dos hijas y los eméritos. En 2019, la casa real de Suecia decidió retirar el título a los hijos de los príncipes Magdalena y Carlos Felipe por los mismos motivos que ahora han llevado a la reina Margarita a anunciar la noticia: mayor libertad para ellos. Y el caso más polémico y conocido es el del príncipe Enrique de Inglaterra y Meghan Markle. Hace dos años anunciaron su deseo de dejar de ser miembros de la casa real británica y mudarse a los Estados Unidos. A sus hijos, Archie y Lilibet, nunca se les concedió el título de príncipes, ya que solo los hijos y nietos del monarca pueden tener la distinción. Tras la muerte de Isabel II, la situación ha cambiado y está por ver si ahora con Carlos III, como nuevo rey de Inglaterra, recibirán o no el título honorífico.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS