Christian de Dinamarca cumple 15 años y posa como un ídolo adolescente

El primogénito de Federico y Mary de Dinamarca y segundo en la línea de sucesión celebra su aniversario con un reportaje fotográfico propio de un modelo

Christian de Dinamarca cumple 15: las fotos oficiales en las que posa
Christian de Dinamarca cumple 15: las fotos oficiales en las que posaFranne Voigt

Christian de Dinamarca nació el 15 de octubre de 2005 en el Hospital Universitario de Copenhague a las 01:57, pesó 3,5 kilos y midió 51,3 centímetros. La llegada del primogénito del príncipe Federico, segundo en la línea de sucesión de la corona danesa, y Mary de Dinamarca significó el broche feliz de una historia de amor que cuentan se inició en un bar de Sídney en el que ambos coincidieron, y la tranquilidad de tener al heredero del heredero. El 21 de enero de 2006 fue bautizado en la capilla del palacio de Christiansborg, en Copenhague con el traje de cristianar que se confeccionó para su tatarabuelo, el rey Christian X y que después utilizaron su bisabuelo, Federico IX, su abuela, Margarita II y su propio padre, el príncipe Federico.

Desde entonces han pasado 15 años y el príncipe Christian, que de pequeño despertaba simpatías por su aspecto sonriente y su rostro mofletudo, se ha convertido en un joven de su tiempo y en el único varón de la generación adolescente de nuevos herederos de las casas reales europeas que en el futuro, si el traspaso dinástico se consolida, estarán al frente de las casas reales de Bélgica, Holanda, Noruega, España y Suecia. Están llamadas a ser reinas Isabel de Bélgica, Amalia de Holanda, Ingrid de Noruega y Victoria de Suecia.

Otra de las fotos oficiales de Christian de Dinamarca con motivo de su 15 cumpleaños.
Otra de las fotos oficiales de Christian de Dinamarca con motivo de su 15 cumpleaños.Franne Voigt

Para que llegue ese momento a Christian de Dinamarca le queda un largo recorrido. Su abuela, la reina Margarita continúa al frente de la corona danesa y su padre, el príncipe Federico tiene años de reinado por delante cuando le llegue el momento de recoger el testigo de su madre. El príncipe de momento se ha limitado a celebrar su cumpleaños con una sesión fotográfica realizada por Franne Voight, en las que parece un ídolo adolescente. Solo, sin sus padres, como ha ocurrido en otras casas reales, el joven posa con un corte de pelo a lo Devon Sawa, que fue estrella teenager en el cine de los años noventa.

Sobre su nombre estaba todo escrito desde que nació, porque según la tradición danesa el primer hijo del heredero al trono tiene que recibir el nombre de Federico o de Christian de manera alterna. Como su padre es Federico a él le tocaba Christian. Pero su vida no ha sido tan tradicional como lo fue la elección de su nombre. Él ha sido el primer miembro de la familia real danesa en acudir a una guardería y también el primero en asistir a un colegio público, el Tranegard. Ha sido paje en la boda de su tía y madrina, Victoria de Suecia cuando contrajo matrimonio con Daniel Westling el 19 de junio de 2010, y algo mucho más propio de su edad pero suficientemente insólito es que ha aparecido como personaje en un capítulo de Los Simpson, donde la famosa familia de Springfield parodiaba a las monarquías europeas.

Christian de Dinamarca es el primogénito del príncipe Federico, heredero del trono danés.
Christian de Dinamarca es el primogénito del príncipe Federico, heredero del trono danés. Franne Voigt

Su corta vida da para pocas anécdotas. Poco más que fue hospitalizado brevemente a los pocos días de su nacimiento a causa de una ictericia y que fue protagonista de otra noticia más preocupante pero con final feliz: en 2015, cuando tenía aún nueve años un socorrista y campeón de paddle surf lo salvó de morir ahogado tras quedar atrapado en una corriente en una playa australiana donde se encontraba de vacaciones con sus padres. La familia estaba pasando un día en Mermaid, una localidad situada al noroeste de Australia –país de origen de su madre–, cuando un socorrista llamado Nick Malcom tuvo que acudir a rescatarle y dejarle sano y salvo en la orilla.

Cinco años después, su imagen es bien distinta. Acompaña a sus padres en muchos de sus viajes y actos oficiales y en las fotografía, en las que tiene rasgos que recuerdan mucho a su madre, muestra una imagen informal, moderna y divertida, que transmiten la sensación de que es un joven de su tiempo y de que pisa seguro en el terreno que tiene ahora mismo por delante.

Christian, junto a sus hermanos –Isabella y los mellizos Vincent y Josephine–y su madre, Mary Donaldson, se trasladaron durante el curso pasado a residir a Suiza mientras su padre, el príncipe Federico, continuaba en Dinamarca atendiendo sus obligaciones oficiales. La familia, que posó en Verbier cuando comenzó la estancia en Suiza, explicó que el cambio de residencia se debía a los estudios de los hijos del matrimonio. Un portavoz de palacio explicó en un mensaje de Instagram: “Con la estancia escolar, la pareja del príncipe heredero espera brindar a sus hijos experiencia en un entorno internacional”. Los niños habían sido matriculados en la Lemania-Verbier International School que según su página web “promueve el pensamiento crítico y la creatividad poniendo énfasis en el deporte para desarrollar la personalidad de cada niño y ayudarles a convertirse en líderes con conciencia social”.

La casa real danesa ha elegido mostrar solo a Christian de Dinamarca  por su 15 cumpleaños.
La casa real danesa ha elegido mostrar solo a Christian de Dinamarca por su 15 cumpleaños. Franne Voigt

Sin embargo a principios de enero los primeros signos de lo que se ha terminado convirtiendo en pandemia aconsejaron que todos ellos volvieran a Dinamarca. De nuevo un comunicado de Palacio informó sobre el tema: “El 6 de enero de 2020, sus altezas reales el príncipe Christian, la princesa Isabella, el príncipe Vincent y la princesa Josephine se embarcaron en un receso escolar de 12 semanas en Lemania-Verbier en Suiza. Por lo tanto, la estadía escolar se suspende con anticipación y los cuatro niños, cuando las instituciones públicas vuelvan a abrir en Dinamarca, continuarán sus estudios en Tranegårdskolen en Gentofte”.

La estancia de la familia real en Verbier no había estado exenta de polémica ya que desveló que los príncipes herederos poseen allí una propiedad que hasta ese momento el gobierno desconocía. La compraron hace diez años, pero no dieron cuenta de ello y la izquierda parlamentaria pidió explicaciones. El partido rojiverde Lista Unitaria se interesó en saber por qué “ningún ciudadano tenía idea de esta propiedad”. El servicio de información de la Casa Real lo consideró un “un asunto privado”, pero aclaró algo que avivó aún más la polémica: La pareja alquilaba la casa a través de una inmobiliaria y se embolsaban el dinero. Cuando todo salió a la luz, también se aseguró que dejarían de hacerlo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS